eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Egipto pide una lucha antiterrorista sin "doble rasero"

- PUBLICIDAD -
Egipto pide una lucha antiterrorista sin "doble rasero"

Egipto pide una lucha antiterrorista sin "doble rasero"

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Egipto pidió hoy que la lucha internacional contra el terrorismo no tenga un "doble rasero" y advirtió de que la situación en Libia amenaza la paz y la seguridad en el mundo.

El portavoz del departamento, Badr Abdelati, defendió en un encuentro con la prensa los recientes bombardeos del Ejército egipcio contra supuestas posiciones de los yihadistas en Libia, considerando que su país tiene "el derecho legítimo" de vengarse tras el asesinato de una veintena de cristianos egipcios.

"Egipto utilizó su derecho legítimo para vengarse de estos elementos terroristas en Libia, quienes asesinaron con sangre fría a egipcios inocentes que fueron a este país para mejorar su estado de vida", explicó.

La aviación egipcia bombardeó ayer varias posiciones en Libia de las milicias extremistas vinculadas al grupo Estado Islámico (EI), en respuesta al vídeo del asesinato de 21 coptos difundido este domingo.

El portavoz gubernamental criticó el "doble rasero y la falta de seriedad" de la comunidad internacional en su lucha contra los grupos terroristas por "distinguir entre los radicales y los que son menos radicales", mientras que El Cairo defiende que grupos como los Hermanos Musulmanes son igual de extremistas.

Además, explicó que su país actúa en varios ejes, entre ellos el diplomático, el de seguridad y el religioso, para tratar la situación en Libia y garantizar la seguridad de sus ciudadanos en ese país.

Precisó que el ministro egipcio de Asuntos Exteriores, Sameh Shukri, se encuentra en Nueva York, donde tiene previstas citas con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y los representantes de los países miembros del Consejo de Seguridad para pedir una reunión urgente del organismo.

Asimismo, instó a esa organización a que apruebe una resolución, de acuerdo con los capítulos VI y VII de la carta de la ONU, que, entre otras medidas, autorizan el uso de la fuerza para mantener la paz y la estabilidad.

Pidió que ese escrito incluya medidas contra los grupos terroristas "sin excepción", sus fuentes de financiación y de armamento, y los países que los apoyan.

Abdelati precisó que la situación en Libia supone "una amenaza, no solamente para la región, sino para la paz y la seguridad internacionales".

"Estamos pagando el precio, la comunidad internacional tiene que ser seria y no dejar a Libia a su suerte", agregó.

Abdelati aseguró que el Gobierno egipcio, en colaboración con las instituciones islámicas oficiales, está haciendo esfuerzos para apoyar el islam moderado y refutar los fundamentos ideológicos de los grupos radicales que se apoyan en esa religión.

También aseguró que El Cairo apoya los esfuerzos del enviado especial de la ONU para Libia, Bernardino León.

El Gobierno libio surgido de las elecciones del pasado 25 de junio, presidido por Abdalá al Zani, cuenta con reconocimiento internacional y se reúne provisionalmente en la ciudad de Tobruk, a 1.500 kilómetros al este de Trípoli, mientras continúa la inestabilidad en la capital, donde varias milicias se disputan el poder.

Cuatro años después del alzamiento que acabó con el régimen dictatorial de Muamar al Gadafi, Libia es víctima del caos y la guerra civil mientras que la amenaza de los grupos yihadistas afines al EI crece y se afianza en su territorio.

Una coalición liderada por Estados Unidos y en la que participan unos sesenta países está actualmente luchando contra el EI en Irak y Siria, donde el grupo declaró en junio pasado un califato en territorios bajo su control.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha