eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Ejército alemán intervendrá en interior del país si hay emergencia grave

- PUBLICIDAD -

El Ejército alemán se abrirá a intervenir en operativos antiterroristas en el interior del país, reservados hasta el momento a la Policía, ante posibles amenazas catalogables como "casos de emergencia grave".

"Los atentados de París o Bruselas nos han puesto ante escenarios que hasta ahora nos parecían impensables", indicó la ministra de Defensa, Ursula von der Leyen, al presentar el nuevo "Libro Blanco de Política de Seguridad y Futuro del Ejército".

De acuerdo con ese volumen, la Bundeswehr -Ejército federal- debe prepararse para intervenir en el interior en caso de "atentados simultáneos", perpetrados en paralelo en distintos lugares, como los ocurridos en la capital francesa o belga, añadió la ministra.

Con ese objetivo se articularán "pronto" los primeros ejercicios conjuntos entre soldados y policías, coordinados desde el estamento policial y en cooperación con los estados federados, prosiguió Von der Leyen.

Según la ministra, de la Unión Cristianodemócrata (CDU) que lidera la canciller, Angela Merkel, para atribuir esas funciones al Ejército no será preciso de la modificación de la Constitución, que permite la intervención del ejército en situaciones de emergencia nacional o "accidente grave".

El papel del Ejército en la seguridad interior es un asunto muy controvertido en Alemania y es rechazado por parte del co-gubernamental Partido Socialdemócrata (SPD) y también por el Sindicato de la Policía, que considera el Ejército no debe una especie de "policía paralela".

Von der Leyen defendió dar nuevas competencias a las fuerzas armadas: "El papel de Alemania en el mundo ha cambiado", afirmó, y con ello también el papel que debe desempeñar su Ejército en el contexto internacional.

Alemania "ha aprendido las lecciones de su historia", prosiguió en alusión a las restricciones impuesta al Ejército tras el nacionalsocialismo y la Segunda Guerra Mundial.

La ministra consideró que es el momento de asumir "mayores responsabilidades" en el marco de las alianzas en las que participa Alemania, como la OTAN o la UE, y de asumir un liderazgo militar en la escena europea junto a Francia.

Von der Leyen pretende impulsar una modernización en profundidad de las estructuras y cometidos del Ejército, que por primera vez en décadas, además, aumentará su contingente y sus presupuestos.

Hace unas semanas anunció un incremento de los efectivos de la Bundeswehr con 7.000 soldados más, así como un aumento progresivo de su partida presupuestaria, que pasará de los 34.300 millones actuales a unos 39.200 millones en 2020.

La Bundeswehr está presente en 16 misiones en el extranjero y liderará uno de los batallones que la OTAN ha decidido desplegar en Polonia y las repúblicas bálticas.

Tras la caída del Muro y la reunificación del país (en 1990), las fuerzas armadas habían mermado desde los 585.000 efectivos de 1990 a los actuales 177.000 soldados.

Von de Leyen quiere introducir ahora el concepto de unas fuerzas "flexibles", sin límites cuantificables o contingentes máximos, y articuladas en función de las necesidades de seguridad y amenazas puntuales, nacionales o globales.

En el marco también de la lucha antiterrorista, el consejo de ministros alemán aprobó hoy un proyecto de ley para reforzar la seguridad aérea que permitirá al Ministerio del Interior prohibir vuelos -ya sea su despegue, su aterrizaje o su sobrevuelo- ante posibles amenazas.

El proyecto, trasposición de directrices europeas, incrementará también los controles de seguridad a los que deberán someterse los empleados de los aeropuertos y las empresas que participan en la cadena de suministros.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha