eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Farage se ofrece para ayudar al Gobierno a forjar una relación con Trump

- PUBLICIDAD -
Farage se ofrece para ayudar al Gobierno a forjar una relación con Trump

Farage se ofrece para ayudar al Gobierno a forjar una relación con Trump

El líder en funciones del eurófobo UKIP, Nigel Farage, se ofreció hoy para ayudar al Gobierno británico a forjar una buena relación con el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, con quien se reunió el pasado sábado.

En declaraciones al canal ITV, Farage tachó de "tonterías" las objeciones expresadas por el Ejecutivo de la primera ministra, Theresa May, a que él ejerza de mediador ante la nueva Administración estadounidense.

"Este Gobierno tiene un trabajo enorme por delante con el 'brexit' (salida de la Unión Europea). Lo único que he dicho es: 'tengo algunos contactos, puedo ayudar", explicó el eurodiputado.

"Si la política del Gobierno es conseguir un tratado de libre comercio con Estados Unidos, y yo puedo ayudar de alguna manera a que esto ocurra, me gustaría hacerlo", insistió Farage, que dimitió al frente del UKIP tras la victoria del "brexit" en el referéndum del 23 de junio.

"Si no me quieren, pues nada", dijo, para abundar en que puede jugar un papel clave.

"El sentido común dice que puedo ser útil a este país llevando la relación con EEUU adonde debería estar", declaró.

"Tuvimos ocho años de (el presidente estadounidense Barack) Obama, a quien no gustábamos. A Trump le gusta este país", aseguró.

Farage reveló además que había ganado "un par de pavos" al apostar por el triunfo de Trump en las elecciones estadounidenses del 8 de noviembre, "suficiente para comprarme un par de pintas de cerveza cada día durante el próximo año", matizó.

El Gobierno conservador descartó este fin de semana que Farage pueda jugar "algún papel" en la diplomacia oficial del Reino Unido, después de que el sábado se convirtiera en el primer político británico en reunirse con Trump tras ser elegido presidente de Estados Unidos.

Durante el encuentro de más de una hora en la torre Trump de Nueva York, Farage, que también le apoyó en campaña, transmitió al presidente electo "la importancia de la relación británico-estadounidense", según detalló un portavoz del UKIP.

La primera ministra mantuvo el jueves una conversación telefónica con Trump, en la que ambos subrayaron la vigencia de la "relación especial" entre Londres y Washington.

La llamada creó cierto malestar en el Reino Unido, al haber puesto Trump por delante a otros nueve países antes de conversar con la jefa del Gobierno británico -Egipto, Irlanda, México, Israel, Turquía, India, Japón, Australia y Corea del Sur-.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha