eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Francia refuerza los controles de los yihadistas encarcelados tras un ataque

- PUBLICIDAD -
Francia refuerza los controles de los yihadistas encarcelados tras un ataque

Francia refuerza los controles de los yihadistas encarcelados tras un ataque

El ministro francés de Justicia, Jean-Jacques Urvoas, anunció un refuerzo de los controles a que son sometidas los encarcelados por vínculos con el yihadismo, después de que uno de ellos hiriera de gravedad a un funcionario de prisiones, acto calificado de tentativa de atentado terrorista por la justicia.

A partir de mañana van a aplicarse "progresivamente" una serie de medidas dirigidas a los 1.400 internos identificados como radicales que hay en las 188 cárceles de Francia, y muy en particular para los 325 que están entre rejas por casos de terrorismo, explicó Urvoas en una entrevista publicada hoy por "Le Journal du Dimanche".

La gran prioridad es evitar la comunicación entre estos presos y los demás, para lo cual se evitarán las situaciones de concentración masiva en los centros, y a continuación reforzar el control en el interior de los centros penitenciarios para que ningún espacio quede sin vigilancia.

También se va a reforzar la seguridad de los funcionarios, y eso pasa porque los fiscales reclamen las máximas sanciones para cualquier acto de violencia, teniendo en cuenta que en 2015 se registraron 4.000 agresiones y desde comienzos de este año ya se han contabilizado 2.760.

El ministro recordó que gracias a la reforma de una ley en junio pasado, se va a modificar el régimen de registros, de forma que bajo la autoridad de los directores de prisiones, van a aumentar.

Además, se van a formar equipos de seguridad penitenciaria para que estén mejor preparados a la hora de intervenir cuando haya problemas de seguridad.

Urvoas avanzó igualmente que en las cinco unidades experimentales que se han creado para prevención de la radicalización, en las que hay actualmente 89 presos, se va a cambiar "inmediatamente" el régimen de detención.

Eso significará que se cambiará con más frecuencia a los internos de celda con rotaciones sistemáticas, se les someterá a más registros, se limitarán los objetos personales que podrán tener -para evitar potenciales escondites u objetos prohibidos-, y también los productos que pueden comprar en la cantina.

En la misma línea, se establecerá un control más estricto de las publicaciones exteriores que podrán consultar.

Por otro lado, el primer ministro, Manuel Valls, anunció hoy que en los próximos 10 años habrá que aumentar el número de plazas en prisión con 10.000 suplementarias, teniendo en cuenta la amenaza terrorista, que según dijo está a un nivel "máximo" y va a durar.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha