eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Gobierno, dispuesto a analizar posibles mejoras en el voto por correo desde el extranjero

El Gobierno está dispuesto a estudiar "mejoras" en el sistema de voto por correo desde el extranjero, habida cuenta de que, según los datos conocidos esta semana, sólo un 5 por ciento del Censo de Electores Residentes Ausentes (CERA) tiene pedido utilizar esta vía en estos comicios autonómicos.

- PUBLICIDAD -
El Gobierno, dispuesto a analizar posibles mejoras en el voto por correo desde el extranjero

Al ser preguntada por posibles medidas del Gobierno con vistas a las elecciones generales, a vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría ha indicado que el Ejecutivo está abierto a estudiar mejoras: "Como en anteriores ocasiones, ya desde hace tiempo, estamos abiertos analizar cuantos elementos puedan mejorar esa participación del voto por correo", ha dicho.

Desde que se implantó en 2011 el llamado 'voto rogado', que obliga a los electores emigrados a pedir el voto con antelación para poder ejercerlo, la caída de participación de los inscritos en el CERA ha sido una constante.

Los censados en el extranjero, que ya no pueden participar en elecciones municipales, tienen dos vías para votar: por correspondencia a través de la red diplomática española o presencialmente en urnas de consulados y embajadas.

EL VOTO ROGADO, CUESTIONADO POR SUS PROMOTORES

Aunque el voto rogado contó en su día con el respaldo de PP, PSOE, CiU y PNV, la caída de la participación redobló las críticas de los demás partidos, especialmente IU, UPyD, BNG y CC, y hasta los propios promotores de aquella reforma se han ido desmarcando progresivamente.

El Gobierno puede tener margen para mejorar la atención a los electores del extranjero a través de la red consular y los instrumentos del voto por correspondencia, pero siempre ha dejado al Parlamento la iniciativa de emprender reformas de calado en la legislación electoral.

El Congreso tiene pendiente de tramitación desde un año un año una proposición de ley del Parlamento gallego, avalada por todos los partidos, para acabar con la exigencia de pedir el voto con carácter previo. El PP aceptó tomarla en consideración, pero desde entonces se han sucedido las prórrogas del plazo de enmiendas sin que la reforma haya dado un paso más.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha