eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Gobierno marroquí guarda silencio ante la masiva llegada de inmigrantes a España

- PUBLICIDAD -

El Gobierno marroquí guarda silencio ante la masiva avalancha de inmigrantes irregulares, con casi 600 personas rescatadas en las costas mediterráneas españolas en las últimas 24 horas, unas cifras que no se conocían desde hace tres años.

El Ministerio de Interior, el de Exteriores y el portavoz del Gobierno marroquí rehusaron responder a las preguntas de Efe sobre las posibles causas de este repunte de llegadas de subsaharianos a las costas españolas, todos ellos llegados presuntamente desde playas de Marruecos.

La jornada de ayer registró un pico "excepcional" de 593 casos de rescate de inmigrantes en el Estrecho y el mar de Alborán, llegados desde las costas marroquíes en dieciséis embarcaciones, explicó a Efe el jefe del Centro de Salvamento Marítimo en Tarifa, José Maraver.

Incluso sin contar las llegadas de ayer, el número de inmigrantes rescatados este año se ha triplicado respecto a 2016.

Según los últimos datos a 31 de julio, 7.642 personas desembarcaron en las costas españolas tras recibir el auxilio de Salvamento Marítimo, frente a los 2.763 del mismo periodo de 2016.

También el número de pateras se ha multiplicado: de las 188 registradas en 2016 a las 403 en los primeros siete meses de este año.

No es habitual que el Gobierno de Marruecos comente la llegada de pateras a España y, cuando lo hace, suele atribuirlo a causas como el buen tiempo en el Estrecho, excluyendo cualquier otra razón.

Por su parte, el presidente del Observatorio del Norte de Derechos Humanos (ONDH), Mohamed Benaisa, atribuyó esta avalancha de inmigrantes también al buen clima, que propició la salida de más embarcaciones por el Estrecho, pero no descartó otros motivos.

Otro factor, según su tesis, tiene que ver con que la inmigración "no es actualmente la primera prioridad de las autoridades marroquíes", debido a que concentran sus esfuerzos en contener las protestas sociales desatadas en el Rif.

El presidente del ONDH mencionó otras razones más "políticas" que contribuyeron a este incremento masivo de subsaharianos, como la falta de cooperación regional entre Marruecos y Argelia en materia de lucha contra la inmigración clandestina o la reciente publicación de un vídeo inédito sobre cómo los militares españoles tomaron el islote de Perejil en 2002.

"La filtración de este vídeo quince años después del suceso ha producido un sentimiento de afrenta en Marruecos, que ha sido destacado por la prensa del país magrebí", añadió.

Para Benaisa, esta oleada de llegadas de inmigrantes irregulares ha demostrado que "la ruta tradicional del Estrecho continúa siendo la predilecta y la más segura, contrariamente a nuevas alternativas como las costas de Libia".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha