eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Gobierno portugués anuncia que cerró 2012 con un déficit inferior al 5 %

- PUBLICIDAD -

Portugal cerró el ejercicio 2012 con un déficit público por debajo del 5 % del PIB, según los datos preliminares de los que dispone el Gobierno luso.

Si se confirma esta cifra, supondría que Portugal cumplió con los límites acordados con la troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional).

En declaraciones desde Bruselas divulgadas por medios lusos, el ministro de Finanzas portugués, Vítor Gaspar, aseguró hoy que el límite marcado por la troika equivalía a unos 9.000 millones de euros y que el país cerró el pasado año con un déficit público de 8.300 millones de euros, aproximadamente.

Debido a la fuerte caída de los ingresos fiscales del Estado luso, la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional aceptaron el pasado mes de septiembre relajar sus exigencias a Portugal, por lo que la meta de déficit para 2012 pasó del 4,5 % original al 5 %.

Las autoridades prestatarias del rescate, de 78.000 millones de euros, también flexibilizaron el objetivo de déficit para 2013, que pasó del 3 al 4,5 %.

Disminuir el desfase entre los ingresos y los gastos del Estado es una de las prioridades del actual Gobierno luso, de signo conservador, para lo que ya ha abierto el debate sobre una reforma que le permita ahorrar 4.000 millones de euros en 2014.

Con la crisis, el déficit público luso alcanzó su punto máximo en 2010 al llegar al 9,8 % y cerró 2011 en el 4,4 %, aunque gracias a una transferencia de fondos de pensiones sin la cual el dato hubiera sido del 7,7 %.

Para contribuir también a la sostenibilidad de las cuentas públicas lusas, el Gobierno ha ejecutado a instancias de la troika un amplio programa de privatizaciones que ha permitido la venta de grandes compañías como Energías de Portugal (EDP), Redes Energéticas de Portugal (REN) o más recientemente la gestora de aeropuertos ANA.

Las previsiones de Gaspar se conocieron hoy, el mismo día en que la Unión Europea ha mostrado su disponibilidad a conceder más tiempo a Portugal para devolver el importe de su rescate financiero, acompañado de sus correspondientes intereses.

Todo ello, según analistas y expertos lusos, ha contribuido a reducir la presión del mercado sobre la deuda soberana del país, cuyos títulos a diez años cotizaron hoy por primera vez desde diciembre de 2010 por debajo del 6 %, una tasa tres veces menor a la que se pagaba hace justo un año.

A finales de enero de 2012, la tendencia de los intereses de la deuda lusa era la contraria y la rentabilidad exigida por los inversores se disparaba hasta sobrepasar el 17 %, como reflejo de la incertidumbre que rodeaba la situación del país en particular y de la Unión Europea en general.

Ahora, Portugal se dispone a volver a emitir en un futuro próximo deuda a largo plazo (es decir, con un vencimiento superior a dos años), algo que no hace desde que solicitara la ayuda financiera internacional.

También las obligaciones lusas a dos y cinco años bajaban hoy ligeramente hasta cotizar al 3,27 % y al 4,83 %, lo que contrasta con las tasas de hace justo un año, cuando se desbocaban hasta superar el 22 y el 21 %, respectivamente.

Pese a esos avances, la agencia de calificación Standard & Poor's anunció hoy que mantiene la nota de la deuda de Portugal en "bono basura" y con perspectiva negativa.

La agencia justificó su decisión en el riesgo de que el Tribunal Constitucional declare ilegales algunas medidas presupuestarias de ahorro que podrían poner en riesgo el cumplimiento de los objetivos lusos de reducción del déficit público.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha