eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El 1714, la Guerra Civil y Companys, focos de atención del acto de la Diada

- PUBLICIDAD -
El 1714, la Guerra Civil y Companys, focos de atención del acto de la Diada

El 1714, la Guerra Civil y Companys, focos de atención del acto de la Diada

La plaza Sant Jaume de Barcelona se ha convertido hoy en un gran plató para acoger el acto oficial de la Diada -24 horas antes de la campaña del 27S-, dedicado a revivir los más de mil años de historia de Cataluña y con la batalla de 1714, la Guerra Civil y la figura de Lluís Companys como focos de atención.

Ha sido una ceremonia atípica, tanto por el día escogido -el calendario electoral ha obligado a avanzarlo dos días para que no coincidiese con el inicio de la campaña- como por el emplazamiento, y con un tono reivindicativo muy marcado, secundado en ciertos momentos por el público presente con gritos de "independencia".

En esta ocasión, el escenario se ha situado en el centro de la plaza Sant Jaume, con cerca de medio millar de asientos reservados para autoridades y personalidades invitadas por la Generalitat.

Esta vez, el aforo para el público que quisiera presenciar en directo la ceremonia era mínimo: centenares de personas que se han situado en el perímetro o en la contigua plaza Sant Miquel, donde han seguido la retransmisión televisiva por una pantalla gigante.

En la zona de autoridades se han sentado, en primer término, el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y la presidenta del Parlament, Núria de Gispert, que presidían el acto.

Los acompañaban miembros del Govern y un buen número de diputados del Parlament, con la ausencia del PP y Ciutadans -que han declinado un año más acudir al acto, en desacuerdo con el tono independentista que le atribuyen- y de la CUP, que se desmarca de este tipo de celebraciones institucionales.

Este "acto de reivindicación de la lengua y la cultura" de Cataluña, según lo ha definido el actor y hoy presentador Pep Cruz, ha arrancado a las 22.00 horas con un espectáculo diseñado por el director teatral Josep Maria Mestres, que ha repasado la historia de Cataluña a partir de 1915, año de creación de la red de bibliotecas.

Se han leído fragmentos de "La nacionalitat catalana" de Enric Prat de la Riba, "Elements de la nació" de Antoni Rovira i Virgili, "Jo també sóc catalana" de Najat El Hachmi, así como escritos de autoridades franquistas que, al término de la Guerra Civil, anunciaban que la lengua catalana iba a quedar relegada.

En la lectura de textos e interpretación de piezas artísticas han participado el Orfeó Català, la Banda Municipal de Barcelona, los bailarines Cesc Gelabert, Bebeto y Marina Cidra, los actores Sílvia Bel, Vicky Peña, Mercè Pons y Rosa Renom, las cantantes Alba Carmona y Ilona Schneider y el guitarrista Toti Soler, entre otros.

En la segunda parte de la velada, se ha proyectado sobre la fachada del Palau de la Generalitat un audiovisual que, con guión del escritor Albert Sánchez-Piñol, imágenes de Franc Aleu y música de Salvador Brotons, ha revivido la historia de Cataluña.

Tomando la forma de un río humano, que va ganando caudal o va chocando contra obstáculos y amenazas, la historia reflejada en el audiovisual ha situado los orígenes de Cataluña en el año 988, cuando el conde Borrell II no renovó fidelidad al rey de Francia.

Tras recuperar la leyenda de Sant Jordi y las figuras de Ramon Llull y Ramon Muntaner, vinculados a la Edad Media, la proyección se ha centrado en la Guerra de Sucesión y en la caída de Barcelona en 1714 a manos de las tropas borbónicas: un grupo de 'miquelets' ha desfilado con antorchas y bayonetas y desde las ventanas del Palau de la Generalitat se han disparado salvas de fogueo.

Posteriormente, la imagen de Francesc Macià se ha proyectado sobre el balcón del Palau, mientras se escuchaba su alocución de 1931 en la que proclamó la "república catalana como estado integrado de la federación ibérica".

El audiovisual ha revivido un discurso de 1936 en que Lluís Companys, sucesor de Macià al frente de la Generalitat, proclamó: "Volveremos a sufrir, volveremos a luchar, volveremos a vencer".

La proyección ha recreado los bombardeos sobre Barcelona durante la Guerra Civil y ha evocado el fusilamiento de Companys, del que en pocas semanas se cumplirán 75 años.

De ahí, el audiovisual ha dado un salto sin detenerse en el franquismo, la Transición ni el período democrático, sin referencias ni a Jordi Pujol ni a ningún otro presidente de la época reciente, antes de concluir con la interpretación de Els Segadors.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha