eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

HRW denuncia la falta de transparencia en el referendo constitucional de Tailandia

- PUBLICIDAD -
HRW denuncia la falta de transparencia en el referendo constitucional de Tailandia

HRW denuncia la falta de transparencia en el referendo constitucional de Tailandia

La organización en favor de los derechos humanos Human Rights Watch (HRW) denunció hoy la falta de transparencia en el referendo constitucional que Tailandia celebrará el próximo 7 de agosto impulsado por la dictadura militar.

Las autoridades tailandesas han prohibido el seguimiento del proceso consultivo a un grupo opositor vinculado al partido Phuea Thai, grupo político que fue depuesto del gobierno en los dos últimos golpes de Estado -acaecidos en 2006 y 2014-.

El primer ministro, el general golpista Prayuth Chan-ocha, indicó que cualquiera que apoye el grupo de control para el plebiscito se expone a ser arrestado y procesado por un tribunal militar, indica HRW en un comunicado.

"La junta militar de Tailandia usa amenazas e intimidación para coaccionar a la gente para que apoye una constitución que prolongue el mandato militar. Los generales esperan que los tailandeses se callen, obedezcan sus órdenes y aprueben la Carta Magna sin discusión o debate", indicó Brad Adams, director para Asia de HRW.

El pasado fin de semana, las autoridades obligaron a cancelar la ceremonia de inicio para la campaña de seguimiento del referendo promovida por el Frente para la Democracia y contra la Dictadura (UDD, según sus siglas en inglés), conocidos como "camisas rojas".

Oficiales militares clausuraron los centros establecidos a lo largo de todo el país y convocaron a los líderes del UDD para ordenar el cese de sus actividades al afirmar que violan la prohibición de reuniones políticas establecida por el gobierno militar.

La junta restringe las informaciones relacionadas con el actual borrador constitucional y ha prohibido expresamente cualquier debate a favor o en contra de esta.

En varias encuestas publicadas por el diario Bangkok Post a principios de junio se señala el desconocimiento de los tailandeses sobre la carta y apuntan que más del 60 por ciento de las personas llamadas a votar aún se encuentran "indecisas".

Desde la toma de poder, ocurrida el 22 de mayo de 2014, los militares han aplacado cualquier conato de oposición a su régimen y han reprimido las libertades y derechos civiles.

HRW alerta en su comunicado sobre la intolerancia de la junta ante las posturas contrarias al proceso constitucional y reclaman que el Gobierno permita la discusión para garantizar un referendo justo.

De lograr la Constitución la aprobación popular, Tailandia celebrará a elecciones generales para restablecer un Gobierno civil a mediados de 2017, según el calendario previsto.

"Naciones Unidas debe dejar claro a Bangkok que solo reconocerán una consulta popular que cumpla con los estándares internacionales. Una referéndum libre y justo para el devenir de Tailandia no puede ser considerado mientras se suprimen los derechos de hablar e intercambiar puntos de vista", sentencia Adams.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha