eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Juzgan hoy por asesinato a la etarra Itziar Alberdi, absuelta ya en dos causas

- PUBLICIDAD -
Juzgan hoy por asesinato a la etarra Itziar Alberdi, absuelta ya en dos causas

Juzgan hoy por asesinato a la etarra Itziar Alberdi, absuelta ya en dos causas

La etarra Itziar Alberdi, a la que el Supremo anuló recientemente una condena de 119 años de cárcel por el asesinato de 3 policías con un paquete bomba, se enfrenta hoy en la Audiencia Nacional a un nuevo juicio en el que el fiscal le reclama 286 años por la muerte de 2 TEDAX, en Madrid en 1991, también con paquete bomba.

Junto a Alberdi, que asimismo resultó absuelta del asesinato del catedrático Manuel Broseta, se sentará en el banquillo su pareja Juan Jesús Narvaez Goñi, con el que permaneció 22 años en la clandestinidad hasta que ambos, que vivían en Puerto Vallarta con sus dos hijos, fueron entregados a España desde México en 2014.

En el juicio, que se celebrará en la sede de la Audiencia Nacional en la calle Génova, el fiscal pedirá que cada uno de ellos sea condenado a 286 años de cárcel -28 años por cada delito de asesinato y 23 años por cada diez delitos de asesinato frustrado (entre ellos de los policías que acudieron junto a los fallecidos a desactivar el paquete bomba)-.

Pese a resultar absuelta de las dos causas por las que ya ha sido juzgada desde su entrega, Alberdi se encuentra en prisión preventiva por los hechos por los que se la juzga ahora y que se remontan a cuando integraba el comando Ekaitz de ETA, que dirigía José Luis Urrusolo Sistiaga.

Según el escrito de conclusiones provisionales del teniente fiscal Jesús Alonso, los tres decidieron "dar muerte al mayor número posible de policías mediante la remisión de un paquete bomba (que contenía una trampa)" al entonces presidente de la empresa Construcciones Atocha, Jesús Gallego, que a su vez había participado con la empresa Construcciones Ramos Hidalgo en las obras de la autopista del Valle de Leiza, a la que ETA se oponía "por alegadas y espurias razones de política ambiental".

Los terroristas acordaron remitirlo de parte de un remitente inventado, "Promociones Leyzaran", para "llamar la atención de las Fuerzas de Seguridad del Estado, cuyos artificieros acudirían a desactivar la bomba, que tenía una trampa que se activaría" cuando comenzaran a desactivarla.

Urrusolo Sistiaga, ya condenado por estos hechos, se encargó de confeccionar el artefacto y facilitó la dirección de la empresa, mientras que Alberdi facilitó la relación de empresas de paquetería ubicadas en Toledo (y precisó el tiempo en que tardaría en llegar a Madrid el paquete) y Narvaez fue quien lo llevó a la delegación toledana de la empresa Servitrans, el 11 de junio de 1991.

"El letal envío -que contenía 3 kilos de amonal- fue recibido en la delegación madrileña" de la empresa de mensajería y, al comprobar los empleados la falsedad de los datos del paquete, avisaron a la Policía.

Dos agentes de los TEDAX, Andrés Muñoz Pérez y Valentín Martín Sánchez, se hicieron cargo del paquete para llevarlo al furgón policial y cuando empezaron a desactivarlo, explotó "causando la muerte inmediata de los dos policías" y la destrucción completa del vehículo.

También resultaron heridos de diversa consideración otros siete agentes y tres empleados de la empresa de mensajería que se encontraban en las inmediaciones del furgón policial.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha