eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Kenny pide cooperación para acabar con los gánsteres que operan desde España

- PUBLICIDAD -
Kenny pide cooperación para acabar con los gánsteres que operan desde España

Kenny pide cooperación para acabar con los gánsteres que operan desde España

El primer ministro irlandés, Enda Kenny, abogó hoy por reforzar la cooperación con "fuerzas de seguridad internacionales" para acabar con el enfrentamiento que mantienen en Dublín bandas de crimen organizado con conexiones en España, que se ha cobrado ya siete muertos en los últimos meses.

En una intervención ante el Parlamento nacional, Kenny aseguró que los últimos asesinatos de gánsteres cometidos en territorio irlandés están siendo ordenados por jefes de carteles de narcotráfico afincados en el extranjero.

El "Taoiseach" (primer ministro) efectuó esas declaraciones después de que un hombre de 35 años fuese abatido el martes a tiros en Dublín por pistoleros contratados supuestamente por la banda del irlandés Christy Kinahan, que opera en la Costa del Sol (sureste de España).

La Policía irlandesa (Garda) identificó a esta última víctima como Gareth Hutch, sobrino del conocido gánster dublinés Gerry "el Monje" Hutch, cuyo clan perpetró un espectacular tiroteo en el hotel Regency de Dublín durante un evento de boxeo el pasado 5 de febrero, en el que asesinaron a un miembro del clan Kinahan.

A su vez, esa acción fue en venganza por la muerte de otro sobrino de "el Monje", Gary (de 33 años), quien fue asesinado hace nueve meses en la localidad de Mijas, en Málaga (sureste de España).

En el pasado, recordó hoy Kenny, estas bandas operaban en Irlanda y las fuerzas de seguridad nacionales, dijo, podían seguir de cerca sus actividades y a sus integrantes, lo que facilitaba la actuación policial.

"Ahora existe una fuerte conexión internacional, por lo que las órdenes para asesinar se dan en el extranjero", señaló el dirigente conservador, quien, no obstante, no nombró a España durante su intervención.

Kenny insistió en la necesidad de "reforzar la cooperación" y las "operaciones de vigilancia" con "fuerzas de policía y servicios de inteligencia internacionales" para atajar la amenaza de bandas de crimen organizado.

Hasta la fecha, cinco de los siete muertos causados por este enfrentamiento que mantienen ambos grupos pertenecen al clan de los Hutch, entre los que se encuentra su hermano Eddie, abatido a tiros en el norte de Dublín tres días después del asalto al hotel Regency.

El pasado 23 de marzo, otro hombre vinculado al entorno de "el Monje", Noel Duggan, de 55 años, fue abatido a tiros dentro de su vehículo, estacionado frente a su domicilio en la pequeña localidad de Ratoath, en el condado de Meath, al oeste de Dublín.

Un mes después, el norirlandés Michael Barr, de 35 años, murió por los disparos que dos pistoleros mientras trabajaba tras la barra de un pub del norte de la capital irlandesa, donde estaba fichado por la Garda por pertenecer a un grupo disidente del ya inactivo Ejército Republicano Irlandés (IRA).

El clan Kinahan ordenó supuestamente su asesinato porque se sospecha que Barr suministró las armas a los Hutch para el ataque en el citado hotel.

En este sentido, la Garda teme que los disidentes del IRA, opuestos al proceso de paz en la isla e implicados también en el crimen organizado, se involucren en esta disputa para vengar la muerte de Barr.

A las autoridades también les preocupa que personas inocentes sufran las consecuencias, como le sucedió a principio del pasado abril al dublinés Martin O'Rourke, asesinado a tiros al ser confundido con un miembro de la banda de los Hutch.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha