eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Margallo apoya que González viaje a Venezuela y dice que Caracas tendrá que valorar la repercusión si le rechaza

"No le puedo pedir que no viaje y que no haga algo que cree que debe hacer y que yo también creo que debe hacer"

- PUBLICIDAD -
Margallo apoya que González viaje a Venezuela y dice que Caracas tendrá que valorar la repercusión si le rechaza

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, apoya la decisión del expresidente del Gobierno Felipe González de viajar a Venezuela para prestar asistencia técnica a la defensa de dos opositores encarcelados y cree que las autoridades de Caracas tendrán que valorar qué repercusiones tendría negarle la entrada al país.

"En ningún caso le puedo pedir que no viaje y que no haga algo que cree que debe hacer y que yo también creo que debe hacer", ha dicho en una entrevista en RNE recogida por Europa Press. Según ha dicho, él ha pedido al embajador español que transmita que "los españoles tienen libertad de viajar por el mundo" y González, como español, "podrá ir a Venezuela si le parece bien".

Así, aunque ha dicho no saber si el expresidente irá o no a Caracas, ha dejado claro que si las autoridades venezolanas le rechazan en la frontera no será un problema de España: "Será un problema de las autoridades venezolanas, si ellos quieren rechazarle en frontera tienen que valorar la repercusión que puede tener en el mundo y especialmente en la región" a través de la organización regional UNASUR, ha dicho.

De hecho, ha subrayado que en el caso de Venezuela "lo que importa es lo que haga UNASUR" y eso será lo que apoye España. A su modo de ver, el país debería celebrar elecciones antes de diciembre, "vigiladas o controladas" por UNASUR, y "volver a la normalidad política y a la estabilidad económica".

Además, cree que los venezolanos "no se tienen que enfadar" por que González vaya a asistir a las defensas de Leopoldo López y Antonio Ledezma. "Yo no me enfadaría si un venezolano viniese aquí a prestar asistencia técnica sabe Dios a quién", ha resumido.

Margallo ha reconocido que la iniciativa de González "pone los focos" en el caso, pero ha incidido en que la postura de España es siempre la misma: "No se puede pedir que no nos preocupe, se habrán violado los derechos humanos o no pero no se puede pedir que no nos preocupe, y más en Venezuela", ha dicho, destacando que se trata de un país latinoamericano y en el que viven 200.000 españoles. "No es lo mismo lo que pase en Gabón que lo que pase en Venezuela", ha reconocido.

A preguntas de los periodistas, Margallo ha diferenciado la comunicación con González, que le informó de que iba a anunciar su ayuda a la defensa de los opositores venezolanos, de la que hubo con otro expresidente socialista, José Luis Rodríguez Zapatero, cuando viajó a Cuba y se reunió con Raúl Castro.

Sobre este asunto, ha recordado que después hubo otro "incidente", cuando Zapatero viajó a Dajla, en el Sáhara Occidental, sin preguntar a Exteriores, "tirándose a la piscina sin saber si hay agua y cómo está la temperatura".

"Que un expresidente con lo que representa haga un viaje a un sitio complicado sin saber lo que hay allí me parece como mínimo arriesgado", ha dicho. Después de ese viaje, que tuvo lugar en marzo, no ha habido más viajes de Zapatero, o al menos, según ha dicho, él no se ha enterado.

LOS EMBAJADORES, EN SUS PUESTOS

Aunque ha bromeado con que las relaciones con Caracas "van por días", ha confirmado que los embajadores de ambos países están en sus puestos y ha confiado en que se cumplan las palabras del presidente venezolano, Nicolás Maduro, sobre que los dos países serán "amigos".

También ha relatado que a esa normalización han contribuido varios mandatarios latinoamericanos y ha explicado que ese es el funcionamiento normal en una "familia" como es la latinoamericana y que su función es resolver y evitar "líos", no crearlos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha