eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Margallo cree que la situación económica de la UE impone "un cambio de rumbo radical"

- PUBLICIDAD -
Margallo cree que la situación económica de la UE impone "un cambio de rumbo radical"

Margallo cree que la situación económica de la UE impone "un cambio de rumbo radical"

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha afirmado hoy que la actual situación económica de la UE impone "un cambio de rumbo radical" y se ha mostrado partidario de que el Banco Central Europeo (BCE) adopte una "actitud más decidida para salir de la recesión".

García-Margallo ha pronunciado hoy una conferencia en un desayuno organizado por Cinco Días, en la que ha hecho un repaso a la política española hacia la Unión Europea, con especial hincapié en la situación de crisis económica, sus causas y sus consecuencias.

Acompañado por los ministros de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, y de Educación, José Ignacio Wert, el jefe de la diplomacia española ha opinado que en anteriores crisis se sabía lo que ocurría y había respuestas articuladas que dieron solución a los problemas.

"En esta crisis no sabemos cuál es la solución y empezamos a pensar que lo que estamos haciendo no es suficiente o que no son adoptadas las medidas a tiempo", ha subrayado.

Tras afirmar que hacen falta muchas iniciativas para conseguir superar la actual crisis, García-Margallo ha insistido en que se sabe lo que ha pasado pero no "las soluciones más adecuadas para salir de la recesión".

A su juicio, la política de la Eurozona de combinación de una política presupuestaria "tímida" y una política monetaria "poco agresiva" se traduce en un tipo de cambio "no tan favorable para las exportaciones" como por ejemplo sí ocurre en China.

En este sentido, ha lamentado que el Banco Central Europeo esté siendo "mucho menos activo" en la lucha contra la crisis que la Reserva Federal o el Banco de Inglaterra.

"Soy partidario de que el BCE tome una actitud más decidida para salir de la recesión", ha asegurado el ministro, quien ha opinado que debe buscar una fórmula para financiar directamente las pymes.

García-Margallo también ha defendido que se acelere la unión bancaria en la UE ya que serviría, desde el punto de vista español, para que las ayudas financieras concedidas a los bancos no computasen como deuda pública y para romper el vínculo entre deuda bancaria y deuda soberana que "retroalimentan la crisis".

A juicio del ministro de Exteriores, hay que hacer un "dibujo completo de la arquitectura institucional" a la que aspira la UE y poner en marcha ese diseño por fases bajo el pilar de la cohesión.

Tras señalar que la zona euro está "coja y mutilada" y que "no funciona bien", ha señalado que corresponde a las instituciones de la UE "corregirlo", y ha añadido, no obstante, que sería un error pensar que con una intensificación de la acción del BCE y remodelando el sistema financiero se acabaría con la crisis.

Ha explicado que en la próxima reunión de los ministros de Exteriores de la UE -en Palma, en julio- España propondrá un plan que elimine los excesos cometidos en etapas anteriores y establecer un mecanismo de control para que no se repitan en el futuro.

Tras reclamar también la introducción de eurobonos y apostar por "sacar todo el provecho posible" al Banco Europeo de Inversiones (BEI), García-Margallo se ha referido al crecimiento y ha considerado que en esta materia "queda mucho por hacer", para lo que en primer lugar hay que resolver el problema de financiación.

"Estamos en uno de esos momentos de la historia en que se impone un cambio de rumbo radical", ha aseverado.

Y ha apostillado: "Sin ese cambio de rumbo radical los Estados miembros seguiremos haciendo enormes esfuerzos para resolver los problemas de déficit, deuda, deuda exterior, pero serán sufrimientos extraordinariamente duros y mucho menos fructíferos que si las políticas nacionales fuesen acompañadas por una política europea que merezca tal nombre".

"Pondremos negro sobre blanco para discutirlas con los colegas de la UE, presentarlas después a la Comisión y al Consejo y finalmente al Parlamento Europeo", ha explicado, antes de reconocer que "no va a ser fácil" por las distintas visiones que existen.

No obstante, ha dicho que espera que "la visión europeísta, federal y progresista sea la que se acomode", y ha recordado que el hecho de que la zona euro sea la única área del mundo que no crece debería llevar a pensar que "algo se está haciendo mal".

El jefe de la diplomacia española ha apostado por cerrar la red de acuerdos comerciales que permitan actuar con más seguridad jurídica en los mercados, entre ellos el de Canadá y el de EEUU.

En relación con un supuesto plan de Alemania y Francia para combatir el alto desempleo juvenil en el sur de Europa, García-Margallo ha dicho que habrá que esperar a ver cómo se articula, ha apuntado que cualquier medida para combatirlo es "bienvenida" y ha añadido que se trata de un paso "en la buena dirección".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha