eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Merkel apunta que una sociedad abierta es clave para integrar a los inmigrantes

- PUBLICIDAD -
Merkel apunta que una sociedad abierta es clave para integrar a los inmigrantes

Merkel apunta que una sociedad abierta es clave para integrar a los inmigrantes

La canciller alemana, Angela Merkel, indicó hoy que la integración de extranjeros recién llegados a un país implica apertura tanto por parte de los inmigrantes como de la sociedad que los recibe.

La jefa del Gobierno alemán realizó estas declaraciones en un acto en Berlín para conmemorar el 60º aniversario de la llegada de los primeros "Gastarbeiter" (trabajadores invitados), los inmigrantes extranjeros que durante décadas viajaron a Alemania a trabajar mediante acuerdos bilaterales.

Recordando de forma crítica el escaso apoyo que se dio entonces a los recién llegados, Merkel indicó que la integración tiene "dos caras": la disposición del inmigrante a adaptarse a la forma de vida local y la "apertura" de la sociedad que recibe.

La canciller, que subrayó la contribución de los "Gastarbeiter" al milagro económico alemán, hizo además una defensa cerrada de la contribución de los extranjeros llegados durante décadas a Alemania para trabajar.

"Sentirse como en casa en dos países es un valor añadido", afirmó Merkel, que añadió de seguido que para el país receptor los inmigrantes no restan, sino que suman.

Además, indicó que los propios inmigrantes tienen ante sí un "gran desafío" al ver cómo se les mira siempre como extraños en el país de acogida y, de forma paralela, ya no se les ve como auténticos en su lugar de origen.

En este mismo acto, la comisionada especial del gobierno para Migración, Refugiados e Integración, la secretaria de Estado Aydan Özoguz, indicó que Alemania, en los años 60, estaba preparada para acoger "trabajadores" pero no a las personas.

Alemania firmó en 1955 un acuerdo con Italia para atraer trabajadores para su economía, en plena efervescencia, una iniciativa que posteriormente extendió a otros países, como Turquía, Grecia y España.

En total, unos 14 millones de "Gastarbeiter" llegaron a trabajar a Alemania, de los que tres decidieron quedarse a vivir en la mayor economía de Europa, dando lugar a una segunda y, posteriormente, a una tercera generación de alemanes con raíces extranjeras.

Según la Oficina Federal de Estadística (Destatis), algo mas del 20 % de los residentes en Alemania, unos 16,5 millones de personas, tienen "pasado migratorio" ya que ellos o sus padres nacieron en el extranjero.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha