eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La Mesa rechaza que Cs, PSC y PP puedan acudir al Consell de Garanties sobre la ley del 1-O

La oposición asegura que Forcadell ha negado la palabra al letrado mayor del Parlament

- PUBLICIDAD -
La Mesa rechaza que Cs, PSC y PP puedan acudir al Consell de Garanties sobre la ley del 1-O

La Mesa del Parlament ha rechazado este miércoles por la tarde una petición de Cs, PSC y PP para atender el escrito del Consell de Garanties Estatutàries (CGE) que avisaba de que los partidos tienen derecho a pedir un dictamen sobre la legalidad de todas las proposiciones de ley, incluida la del referéndum, han indicado fuentes parlamentarIas.

Cs, PSC y PP habían pedido, antes de iniciar el debate parlamentario sobre la ley, una reunión de la Mesa para debatir sobre este escrito del presidente del CGE, Joan Egea: querían reclamar que se les permitiera pedir un dictamen de este órgano, lo que hubiera obligado a dilatar el trámite de aprobación de la ley del referéndum.

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, ha explicado, al retomar el pleno para debatir la ley, que en la votación de la mañana ya se había decidido por mayoría eximir este trámite, por lo que la Mesa se ha limitado a no atender esta petición al considerar que no le corresponde.

También se ha rechazado la reconsideración solicitada por el PP sobre una enmienda de JxSí y la CUP a su propia ley del referéndum relativa a la Sindicatura Electoral, el órgano que se prevé que asuma las funciones de la Junta Electoral Central.

La enmienda de los independentistas establece que el órgano podrá crearse de forma inminente cuando se apruebe la ley, y solo será necesario que se vote en el pleno 'sin ningún otro trámite formal'.

Según han asegurado fuentes parlamentarias, Durante el debate en la Junta de Portavoces, el letrado mayor, Antoni Bayona, ha pedido poder tomar la palabra pero Forcadell no lo ha permitido.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha