eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Música para calmar las almas en el Día de Todos los Santos en La Almudena

- PUBLICIDAD -
Música para calmar las almas en el Día de Todos los Santos en La Almudena

Música para calmar las almas en el Día de Todos los Santos en La Almudena

Violines y violonchelos han desgranado notas de Morzart o Bach para acompañar a los madrileños que se han acercado al cementerio de La Almudena a recordar a sus seres queridos que allí reposan, música que, junto al cielo encapotado, ha ayudado a crear una atmósfera de tranquilidad y sosiego en el camposanto.

El cementerio madrileño de La Almudena ha acogido hoy, en el día de Todos los Santos, cuatro conciertos de música religiosa como "homenaje" a todas las personas que allí descansan y como acompañamiento a sus visitantes.

Esta iniciativa surge de la Empresa Municipal de Servicios Funerarios, dentro de sus nuevas líneas de actuación de gestión, patrimonio e inversión y modernización.

Los denominados como "el I Concierto del Silencio" buscan homenajear a todas las personas que allí descansan porque, al fin y al cabo, "el arte de la música es el que más cercano se halla de las lágrimas y los recuerdos", como argumenta el escritor irlandés Oscar Wilde.

Tras un octubre que no quería dejar llegar al otoño, hoy el cielo de Madrid ha amanecido encapotado, otorgando a la capital una luz grisácea que parecía querer acompañar en el día del recuerdo.

Los puestos de flores plagaban la entrada al cementerio, desde los inicios de la Avenida de Daroca hasta la entrada de la Almudena, donde los visitantes han comprado sus respectivas ofrendas, desde enormes coronas a pequeños ramos de claveles, pero todos portaban el mismo sentimiento: honrar a sus seres queridos.

El gerente de la Empresa Municipal de Servicios Funerarios, Fernando Sánchez, ha asegurado durante el acto de presentación que este evento es "un homenaje a todas las personas que aquí descansan; un día en el que la música acompañará a todos los que acudan a visitar las sepulturas o simplemente querer disfrutar de la música".

Los primeros en subir al escenario, ubicado frente a la capilla en el cementerio, ha sido Emilio Moreno y La Real Cámara, quien ha asegurado que se trata de "un concierto especial" porque la música envuelve "la intimidad y los grandes recuerdos que nos acompañan durante toda la vida, es lo que queremos trasmitir".

Morzart y Bach han acompañado a los visitantes en su camino a recordar a sus seres queridos creando una atmósfera de tranquilidad y sosiego en un día en el que merece más recordar los buenos momentos que sufrir por las pérdidas.

En un principio, los asistentes se sentaban tímidamente pero, a medida que fluía la música, las sillas comenzaron a ocuparse dejándose guiar por los violonchelos y violines, que han causado alguna que otra sonrisa y alguna lágrima.

"Mi padre era músico, yo estuve cuatro años en el conservatorio y mi hijo también es un enamorado de la música clásica gracias a él. Este acto me hace rememorarlo", ha asegurado a Efe Mercedes, quien ha acudido al cementerio de la Almudena, como cada año, para depositar una docena de claves.

El recital del violonchelista Josetxu Obregón, el grupo La Tempestad, Ana Fernández Vega y el cuarteto vocal Consort Quattro han puesto banda sonora a los recuerdos, y han recibido aplausos de agradecimiento.

Los niños correteaban por el césped de la entrada, zigzagueando los numeros coches que traban de buscar donde estacionar, y sin ser muy conscientes de qué representa el Día de Todos Los Santos o tan siquiera la propia muerte. Al fin y al cabo, la vida sigue su curso y los que no están sólo querían que continuáramos con ella.

Ana Márquez

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha