eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La Naturaleza ayuda a los niños a afrontar las situaciones de estrés

- PUBLICIDAD -
La Naturaleza ayuda a los niños a afrontar las situaciones de estrés

La Naturaleza ayuda a los niños a afrontar las situaciones de estrés

El contacto con la Naturaleza hace a los niños más fuertes para afrontar el estrés y ser más respetuosos con el medio ambiente, según el catedrático José Antonio Corraliza, cuyo equipo ha entrevistado a más de un millar de niños para profundizar en el denominado "trastorno por déficit de Naturaleza".

Este síndrome, que no recoge el Manual de Diagnóstico de Patologías Mentales, fue acuñado en 2008 por Richard Louv, autor del bestseller "El último Niño de los Bosques", y en España comienzan a debatirlo educadores y psicólogos, explica a Efe este catedrático de Psicología Ambiental de la Universidad Autónoma de Madrid.

En los últimos cinco años, el equipo de Corraliza trabaja en dar forma a este concepto, un trastorno que él define como la falta de contacto directo o desconexión con el medio natural o, en general, con el medio exterior.

Fundamentalmente afecta a los niños, en los que la Naturaleza produce un efecto "amortiguador" del estrés, afirma Corraliza, cuyas líneas de investigación se centran en la percepción del paisaje, la calidad ambiental percibida, aspectos psicosociales de la gestión de espacios naturales protegidos y creencias y actitudes ambientales.

Al trastorno de "déficit de Naturaleza" se vinculan, a su vez, cuatro patologías: aumento de la obesidad, enfermedad respiratoria, hiperactividad y déficit de atención, e hipovitaminosis D (falta de la vitamina D, que se obtiene en buena medida de la exposición al sol).

Basándose en datos de UNICEF, el catedrático subraya que dos millones de niños mueren al año por infección respiratoria como consecuencia de la contaminación en recintos cerrados.

De acuerdo con los últimos estudios del grupo de investigación de Corraliza, que entrevistó a más de un millar de escolares, la experiencia de vivir cerca de la Naturaleza puede amortiguar el efecto de algunos eventos estresantes, de lo que se deduce además la importancia de incluir elementos naturales en los entornos residenciales y educativos.

"Nuestras investigaciones establecen una correlación directa: a mayor cercanía de la naturaleza menos estrés percibido" y viceversa.

Matiza al respecto que esto "no quiere decir que un niño que tenga naturaleza cercana no se estrese por la separación de sus padres o por la sobrecarga de deberes sino que tiene una mayor capacidad de afrontarlo".

Los escolares que además tienen cerca un entorno natural son "más ecológicos o concienciados", según otro estudio de Corraliza con niños que participaban en campamentos de verano urbanos y en el campo.

No significa tampoco que los campamentos urbanos "no sirvan", pero sí es cierto que "su efecto es menor" en relación a los conceptos de educación ambiental impartida.

En opinión del catedrático, habría que recuperar la tradición educativa de la Institución Libre de Enseñanza que fomentaba el contacto directo con la Naturalza. "Tú puedes aprender cómo es una mariposa a través de un microscopio, pero motiva más si ves la mariposa al aire libre".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha