eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La ONU busca un pacto mundial para problema de refugiados y de emigrantes

- PUBLICIDAD -
La ONU busca un pacto global ante la crisis de refugiados y de migrantes

La ONU busca un pacto global ante la crisis de refugiados y de migrantes

La ONU quiere convencer a la comunidad internacional para alcanzar un pacto mundial que reparta responsabilidades en el problema de los refugiados y emigrantes, que cada vez supone un desafío mas grave y exige soluciones globales.

"Vivimos en un mundo interdependiente, y esto afecta tanto internacionalmente como a la salud de cada nación", afirmó el vicesecretario general de la ONU, Jan Eliasson, al presentar hoy un informe sobre refugiados y emigrantes.

La ONU calcula que son 20 millones las personas que están actualmente refugiadas en países distintos al suyo por los conflictos armados en su nación de origen, y además hay otros 40 millones de desplazados internos que también escapan a la violencia.

Unido a ello, cerca de 244 millones de personas se han visto obligadas a cruzar las fronteras buscando nuevas oportunidades económicas porque en sus países de origen el subdesarrollo y la pobreza les impide una vida digna.

Para Eliasson, mientras que el tema de la emigración puede ser resultado de la creciente globalización económica y cada día son mayores los flujos, la tendencia en cuanto al crecimiento del número de refugiados debería reducirse.

El problema se agudiza por el hecho de que los diez países con el mayor número de refugiados son naciones en desarrollo, encabezadas por Turquía, donde viven, según datos de la ONU, 1,84 millones de personas que hay huido de conflictos como los de Siria e Irak.

Y el tercero es el Líbano, que tiene una población de 4,5 millones de habitantes pero en el que hay 1,2 millones de refugiados.

Estos flujos de refugiados, recordó el "número dos" de la ONU, "polariza a los países", genera un sentimiento de xenofobia mundial y crea elementos de división entre la opinión pública de las naciones afectadas.

Unido a ello, las herramientas para luchar contra las mafias que se dedican a traficar con refugiados se ha convertido en un "enorme problema", y en países como en Libia, que es un estado fallido, las soluciones son difíciles de aplicar.

Esos flujos elevan cada año la cifra de muertes de personas que buscan refugiarse en otros países: desde el año 2000 han perecido unas 46.000 personas, pero sólo en 2014 y 2015 fueron 10.400, aunque hay muchas más que no han entrado en las estadísticas oficiales

El Mediterráneo se ha convertido en la tumba principal: un total de 8.412 personas, según datos de la ONU, han muerto al cruzar sus aguas desde hace quince años, y sólo en 2015 representó el 70 % de todos los refugiados y emigrantes que morían al hacer la travesía.

El informe difundido hoy pretende preparar el terreno para la cumbre sobre el tema que se celebrará el 19 de septiembre próximo, a la que la ONU espera que asistan un centenar de jefes de Estado y de Gobierno.

El documento "aboga por una forma más previsible y equitativa de responder a los grandes desplazamientos de refugiados mediante la aprobación de un pacto mundial sobre el reparto de responsabilidades para con ellos".

La ONU quiere que se aporten ideas para buscar una solución que tenga en cuenta, entre otros puntos, la necesidad de atender a las "causas profundas" que generan estos grandes flujos y proteger sus Derechos Humanos, tanto en el tránsito como en la llegada.

Los estados miembro "tienen la obligación de desarticular las redes de tráfico ilícito y trata de personas, así como detener y enjuiciar a los delincuentes que se lucran con estas actividades", dice en el informe el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

Pero también alerta sobre "la creciente tendencia a la criminalización de los desplazamientos irregulares".

Frente a estos problemas, la ONU cree que "el principio de responsabilidad compartida sigue siendo vital", como parte de un esfuerzo que proporcione lugares de asilo y también fondos para financiar su subsistencia.

El "pacto mundial para una emigración segura, regular y ordenada" que promueve la ONU debería aprobarse en 2018, y mientras tanto pidió adoptar políticas nacionales y globales que se sujeten a las leyes humanitarias e internacioanles.

"Tenemos que comenzar a reconocer nuestra humanidad común", dice Ban en un mensaje difundido hoy para acompañar este informe.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha