eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La OSCE logra un acuerdo entre Rusia y Occidente para nombrar a altos cargos

- PUBLICIDAD -
La OSCE logra un acuerdo entre Rusia y Occidente para nombrar a altos cargos

La OSCE logra un acuerdo entre Rusia y Occidente para nombrar a altos cargos

La Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), nacida para superar la retórica de bloques durante la Guerra Fría, dio hoy un primer paso para retomar el diálogo y la cooperación entre Occidente y Rusia, al lograr un compromiso para nombrar a los altos cargos del organismo.

En la reunión ministerial informal de Mauerbach, a unos 15 kilómetros de Viena, estuvo sobre la mesa la lucha contra el extremismo y el terrorismo, pero también la necesidad de superar la desconfianza existente desde la crisis de Ucrania, que ha llegado también a bloquear el propio funcionamiento interno de la OSCE.

La organización, formada por 57 Estados de Europa, Asia Central y América del Norte, es el único organismo multilateral, además de la ONU, en el que Rusia y los países occidentales se reúnen bajo un mismo techo.

Sin embargo, el talón de aquiles de la OSCE es que sus decisiones se toman por estricta unanimidad, lo que supone que cualquier voto negativo es un veto.

Y debido a esta situación los Estados no lograban consensuar el nombramiento de un nuevo secretario general que sucediera al italiano Lamberto Zannier, cuyo mandato expiró este mes.

Tampoco existía acuerdo sobre un nuevo alto representante de la OSCE para libertad de prensa, ni sobre otros dos importantes cargos.

El presidente de turno de la OSCE, el ministro austríaco de Exteriores, Sebastian Kurz, destacó al iniciar la conferencia que se debía superar la actual "crisis de confianza" y la "mentalidad de bloques" propia de la Guerra Fría, y agradeció al jefe de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov, su participación en la reunión.

"Tenemos en Ucrania un conflicto que nos separa. Espero que podamos conseguir que Rusia y la Unión Europea se acerquen más. Necesitamos estar juntos y no separados. Debemos ser conscientes de que Europa no puede tener paz contra Rusia sino solo junto a Rusia", destacó el ministro austríaco.

Y apeló a todos los Estados a que mostrasen "más voluntad de acuerdo" y a ceder para que sea posible superar la parálisis institucional y que la "OSCE pueda actuar".

Después de una sesión plenaria a puerta cerrada, los mensajes de Kurz para reconstruir la confianza mutua y lograr un consenso de mínimos, parecieron arrojar frutos.

"Hoy hemos alcanzado un acuerdo político", declaró Kurz en la rueda de prensa final, en la que anunció que el suizo Thomas Greminger ha sido finalmente propuesto por los ministros de Exteriores de la OSCE como nuevo secretario general.

El nombramiento aún debe ser ratificado por el Consejo Permanente de la OSCE, pero salvo sorpresa, la semana próxima Greminger ocupará la vacante dejada por el italiano Zannier.

La exministra islandesa de Exteriores Ingibjörg Solrun Gisladottir ha sido designada como nueva directora de la Oficina de Instituciones Democráticas y Derechos Humanos (ODIHR, por sus siglas en inglés), encargada de las misiones de observación de elecciones en los países de la OSCE.

El nuevo responsable de la oficina de minorías nacionales será Zannier, mientras que Harlem Desir, exsecretario francés de Estado para Asuntos Europeos, será el nuevo representante de Libertad de Prensa.

Las relaciones entre Rusia y Occidente atraviesan por uno de sus peores momentos de las últimas décadas, sin precedentes desde la Guerra Fría, por el papel de Moscú en la crisis de Ucrania y por la anexión de la península ucraniana de Crimea.

La OSCE tiene a cientos de observadores en el este de Ucrania y sus misiones de observación electoral, convertidas en un baremo de calidad democrática, han sido también criticadas por Moscú, que las considera una forma de inmiscuirse en procesos internos.

La organización, además de la seguridad, trata de promover los derechos humanos y la democracia, lo que causa fricciones con algunos países que reciben críticas, incluso de la propia OSCE, por sus tendencias autoritarias.

Kurz agradeció personalmente a Lavrov su papel constructivo para salir del bloqueo en el que cayó la OSCE.

"Estoy muy agradecido de que el ministro Lavrov haya jugado un papel muy constructivo, al igual que muchos otros", dijo el ministro austríaco y presidente de la OSCE.

Lavrov fue hoy uno de los grandes protagonistas de la reunión ante la ausencia de representantes de primer nivel, con la excepción del jefe de la diplomacia italiana, Angelino Alfano.

Ni el secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, ni los ministros de Exteriores de Alemania, Reino Unido, Francia, España o Canadá participaron en la reunión.

También la alta representante de la UE para Política Exterior, Federica Mogherini, canceló a última hora.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha