eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El PP niega que esté en el "inmovilismo" para reformar la Constitución pero pide el mismo consenso que tuvo en 1978

Casado recuerda a los promotores de la manifestación en Valencia para reclamar una mejora de la financiación que "no depende solo del PP"

- PUBLICIDAD -
El PP niega que esté en el "inmovilismo" para reformar la Constitución pero pide el mismo consenso que tuvo en 1978

El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, ha negado este lunes que su formación esté situada en el "inmovilismo" ante una reforma de la Constitución, pero ha defendido la necesidad de que cualquier cambio en la ley fundamental cuente con el mismo consenso que tuvo en 1978 y que no pase por "deshacer lo andado" en estos 40 años.

En una rueda de prensa en la sede del partido, tras la reunión del comité de dirección del PP que ha presidido Mariano Rajoy, Casado ha indicado que "hay que tener muy claro qué se plantea con la reforma constitucional", ya que, hay formaciones que hablan de "más descentralización" o de una "legislatura constituyente", que obligaría a "partir de cero".

Dado que el PP "no es el que está planteando" reformar la Carta Magna, Casado ha subrayado que hay que preguntar a los que sí que defienden hacerlo que pongan encima de la mesa sus propuestas. En este punto, ha dicho que es "acertado" el punto de partida de la comisión de evaluación sobre el Estado Autonómico promovida por el PSOE que se constituirá este mismo miércoles en el Congreso porque "no vincula a una reforma si no hay un grado de consenso".

"POSITIVO QUE ESTÉN TODOS"

El portavoz del PP ha recalcado que esa modificación constitucional no debe contar "solo con los grandes partidos" sino seguir la línea de 1978, con "todos los partidos dentro". "Es positivo que estén todos", ha abundado.

Eso sí, ha subrayado que el problema que tienen ahora es que, diferencia de lo que ocurrió con Solé Tura, los representantes de la "extrema izquierda no están por la labor de hacer mejoras en el sistema sino que quieren cargarse el sistema". De la misma manera, ha dicho que los nacionalistas y secesionistas tampoco están "por la labor".

Por eso, ha dicho que lo primero que hay que ver es si se dan "mejores mimbres para hacer un mejor cesto". "Pero nosotros no estamos en el inmovilismo. Estaremos dispuestos a mejorar pero con un consenso mayoritario como el que hubo en 1978 y sin deshacer lo andado hasta aquí", ha aseverado.

INCREMENTAR LA LEALTAD

En cuanto a si hay que descentralizar más o menos el Estado Autonómico, el vicesecretario de Comunicación del PP ha afirmado que la postura de su partido pasa por mantener el Estado Autonómico actual, apostando por "incrementar la lealtad, la eficiencia y la eficacia".

"Alcanzar este modelo territorial fue complejo y para el PP la transferencia de las competencias ha sido positiva, pero a este proyecto de solidaridad que algunos han puesto en riesgo hay que unirle el precepto de lealtad. Tenemos que ser leales, Comunidades con Comunidades, Comunidades con el Estado y Estado con Comunidades", ha manifestado.

LA FINANCIACIÓN AUTONÓMICA

Además, Casado ha explicado que el PP apoya la reclamación de un nuevo modelo de financiación autonómica y ha recordado que el modelo en vigor contó con el voto en contra de su partido, dado que se negoció "casi de forma bilateral" entre José Luis Rodríguez Zapatero y Artur Mas "con nocturnidad y alevosía, según dicen sus socios".

En este sentido, ha pedido a los promotores y partidos valencianos convocantes de la manifestación de este fin de semana para reclamar una mejora de la financiación que también dirigieran su propuesta al resto de los partidos del arco parlamentario con los que habrá que hablar para sacar adelante un nuevo modelo. "Nos unimos al Partido Popular de la Comunidad Valenciana y a los que piden un nuevo modelo, pero no depende solo del PP", ha advertido.

Y ante el hecho de que esa manifestación en Valencia cuente con el apoyo de la CUP, Casado ha alertado que "el pancatalanismo que se empieza a ver es perjudicial".

"Se empieza con queremos un modelo más justo y se acaba en el España nos roba o diciendo a los niños como hablar en el recreo. Las experiencias fallidas del caso catalán deberían hacer reflexionar a algún partido regionalista. Para los valencianos es una ofensa delimitarlos dentro de los llamados Países Catalanes. Valencia y Baleares son mucho más que un anexo de Cataluña", ha concluido.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha