eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Pablo Iglesias huye de la épica y apela a PSC y ERC en su primer mitin en Catalunya

"El problema no es que Iceta baile, que está muy bien. El problema es bailar al son de Ciudadanos y del PP", asegura el líder de Podemos en Tarragona

Iglesias: "Prometer lo que no se puede cumplir es estafar a los ciudadanos, ¿cuál va a ser la siguiente promesa?"

Xavier Domènech: "Nos dirigimos al millón de catalanes y catalanas que puede ser el gran tsunami que acabe de una vez con los bloques"

34 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Pablo Iglesias y Xavier Domènech, en el mitin de Tarragona.

Pablo Iglesias y Xavier Domènech, en el mitin de Tarragona. CATCOMÚ

Xavier Domènech ha arrancado la segunda semana de campaña de la mano del secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, quien este lunes participó en su primer mitin junto al candidato de Catalunya en Comú para las elecciones catalanas del 21 de diciembre. En Tarragona, Iglesias ha huido de la épica que caracteriza a toda campaña electoral y ha lamentado que según pasan los días "cada vez hay más actores que echan gasolina al fuego". El líder de Podemos ha defendido "la salida Domènech" como única opción para desbloquear la situación en Catalunya y ha apelado expresamente a ERC y al PSC: "¿El 22 de diciembre, qué?".

"Hay verdades a decir aunque sea doloroso", ha señalado Iglesias, que ha mantenido un tono durante todo el acto alejado de lo que se espera de un mitin. El secretario general de Podemos se ha dirigido directamente al PSC de Miquel Iceta, al que ha criticado que "compita con Ciudadanos y el PP a ver quién es más unionista, quién está más a favor del 155". 

Iglesias ha lamentado que los socialistas no rechacen expresamente un Govern con "Arrimadas de presidenta, Albiol de vicepresidente e Iceta bailando entre los dos". "El problema no es que Iceta baile, que está muy bien. El problema es bailar al son de Ciudadanos y del PP. ¿Se imaginan a Girauta pasando revista a los Mossos o a Toni Cantó dirigiendo TV3?", ha apuntado. Y ha concluido con dos preguntas directas al PSC: "¿Se pueden hacer políticas de izquierdas con PP y Cs? ¿Se pueden hacer políticas para desatascar la situación en Catalunya?". Iglesias se ha respondido con otra pregunta, esta vez retórica: "¿No tendría más sentido buscar una alternativa entre progresistas?".

El líder de Podemos ha tenido también palabras para el bloque independentista: "Prometer lo que no se puede cumplir es estafar a los ciudadanos, ¿cuál va a ser la siguiente promesa? ¿Cuál es el siguiente paso del processisme?". "Ni el 155 ni la unilateraildad traerán soluciones", ha zanjado.

La "salida Domènech"

Entre estas opciones "un gobierno de extrema derecha o lo que ya conocemos", Iglesias ha apostado por Xavier Domènech como president de la Generalitat, una "tercera opción que plantea la reconciliación". Una opción "modesta, que no se expresa a voces, que no se envuelve en banderas, que no se venga ni excluye a la mitad de la población", ha señalado. 

Iglesias ha planteado su solución: "una alianza entre progresistas que pensamos diferente; un Gobierno con Xavi Domènech que blinde la autonomía catalana". Una opción que el líder de Podemos ha reconocido que "no es tan épica" como otras. "Pero las cosas del comer no son épicas", ha concluido en referencia a la agenda social que Catalunya en Comú ha puesto sobre la mesa.

Iglesias se ha dirigido al "casi millón de catalanes que están pensando a quién votar. Les pido que se pregunten si los de la reforma del 135, los de las reformas laborales, los amigos de las eléctricas van a hacer algo por ellos". "Va a ser muy difícil. Van a pedir que uséis el voto para vengaros unos de otros. Pido a la gente que se lo está pensando que reflexiones", ha apuntado. Y ha concluido otra vez con una mención a la épica. O a la falta de ella: "Xavi Domènech tiene una solución que no es épica, no se envuelve en banderas. Pero las cosas de comer no son épicas".

Un " tsunami" contra el bloqueo

Los  comunes afrontan los nueve días de campaña que quedan convencidos de que van a superar los vaticinios de las encuestas. Creen haber dado  con un mensaje que cala entre el electorado que todavía no ha decidido su voto. Un millón de personas, según el CIS. Es lo que Domènech ha calificado durante su intervención como "la Catalunya de los olvidados".

Domènech ha advertido de que "los olvidados tienen memoria". Y a ellos se ha dirigido, "al millón de catalanes y catalanas que puede ser el gran tsunami que acabe de una vez con los bloques". "No jugamos a la ruleta rusa con el país y la gente", ha prometido el candidato. "Tenemos la llave y las llaves abren puertas".

"Asumimos las responsabilidad de transformar este país para salir de la situación en la que estamos con un govern para toda Catalunya, no para una parte", ha concluido.

Inversión social: del 21% al 28%

Los  comunes comienzan a aterrizar las condiciones que pondrán en la negociación a múltiples bandas que se abrirán a partir del 22 de diciembre para un posible Gobierno "transversal" que rompa con los actuales bloques. 

CatComú propone fijar un suelo de inversión social para pasar del 21% al 28% del PIB en ocho años. En el plano fiscal, Domènech ha apostado por recuperar el impuesto de sucesiones y modificar el de patrimonio. Además, plantea la necesidad de un IRPF más progresivo y más justo dirigido a quienes ganen más de 60.000 euros, un 3,8% del total de contribuyentes catalanes según sus cálculos.

Domènech también propone un impuesto nuevo para las grandes entidades financieras poseedoras de viviendas vacías mientras se ampliarían las bonificaciones y deducciones a autónomos y pequeñas y medianas empresas.

Los  comunes también plantean la necesidad de que Catalunya recupere su capacidad de negociar con el Estado. Para ello, Domènech propone superar el actual marco estatutario para avanzar hacia más autogobierno y con la bilateralidad como horizonte.

Una idea que ya propuso ante el Cercle d’Economia, donde el candidato de Catalunya en Comú pidió un  "Nuevo Acuerdo político, social y económico" que permita "superar el marco estatutario actual", permita "blindar los derechos sociales", establecer con claridad las competencias "exclusivas, compartidas y cedidas", establecer "una relación bilateral" con el Estado y apostar por "una Hacienda propia".

Domènech defiende además que España tiene que reconocer a Catalunya como una nación. Una nación soberana, con capacidad para decidir su propio futuro. CatComú plantea una Ley de Claridad que, como la que existe en Canadá, fije las condiciones para hacer un referéndum pactado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha