eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Perú recuerda 25 años de captura de Guzmán y pide no olvidar pasado de violencia

- PUBLICIDAD -
 Perú recuerda 25 años de captura de Guzmán y pide no olvidar pasado de violencia

Perú recuerda 25 años de captura de Guzmán y pide no olvidar pasado de violencia

Perú conmemoró hoy los 25 años de la captura del fundador y líder del grupo armado Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, principal culpable de los 69.000 muertos que se calcula que dejó el conflicto armado ocurrido en el país entre 1980 y 2000, entre pedidos para no olvidar ese pasado de violencia.

Durante toda la jornada se sucedieron reconocimientos y ceremonias públicas por ese acontecimiento, bautizado como "la captura del siglo" por la prensa peruana, así como análisis, comentarios y opiniones tanto por lo que significó el arresto del denominado "presidente Gonzalo" como qué hacer hoy día con el legado de ese período.

El acto principal de la jornada fue la condecoración que el presidente Pedro Pablo Kuczynski impuso a 86 agentes del Grupo Especial de Inteligencia (GEIN) que participaron en el operativo que llevó a la captura de Guzmán.

En una solemne ceremonia en el Palacio de Gobierno, Kuczynski, acompañado por gran parte de su Gobierno y por líderes políticos como Keiko Fujimori, impuso la Medalla al Defensor de la Democracia a los agentes, a los que rindió homenaje por "un trabajo silencioso que no aparece en los canales de televisión ni en las páginas de la prensa, pero que fue un trabajo importante".

Kuczynski afirmó que el trabajo del GEIN para atrapar a Guzmán fue "como una hormiga", un esfuerzo "que nadie conocía" y que culminó con el "éxito que se celebra hoy".

Más allá de la celebración, Kuczynski pidió, como otras muchas figuras políticas peruanas a lo largo del día, una mayor educación para transmitir a los jóvenes la historia de los sucedido en Perú con Sendero Luminoso para evitar que "ideologías locas" como aquella puedan volver a germinar en el país.

Más duro fue el presidente del Congreso, Luis Galarreta, del partido fujimorista Fuerza Popular, quien lamentó que la historia de Perú se haya "vuelto ingrata y mezquina" y que apenas dedique "párrafos" a contar la "violencia terrorista que vivió el país" durante una ceremonia que presidió en la sede del Parlamento peruano.

Galarreta encabezó, junto con el diputado de Fuerza Popular Marco Miyashiro, exgeneral de la Policía y responsable del GEIN en el momento de la captura de Guzmán, las críticas a la puesta en libertad de presos por terrorismo que ya han cumplido su condena así como la reivindicación de figuras como la del expresidente Alberto Fujimori (1990-2000), hoy en prisión por violaciones a los derechos humanos cometidos en el marco de la lucha contra Sendero.

"Todas estas acciones tuvieron la conducción política de alguien que todavía está preso cuando los asesinos directos están saliendo en libertad", dijo el expolicía durante la ceremonia en el parlamento.

Y es que la jornada de hoy vino precedida por la liberación anoche de la terrorista Maritza Garrido Lecca, después de que cumpliera los 25 años de prisión por los que fue condenada, y sin que hubiera reconocido en ningún momento su arrepentimiento por la violencia senderista.

Garrido Lecca era la encargada de acoger y proteger a Guzmán cuando este fue detenido en el domicilio que la mujer mantenía en la capital peruana.

Con 27 años, guapa, maestra de danza y bailarina clásica y criada en el seno de una familia de la pequeña burguesía limeña, su perfil como "terruca (terrorista) pituca (adinerada)" fascinó y aterró a todo Perú en su momento, al igual que hoy lo hace su aparente negativa a reconocer el daño causado.

En cuanto al protagonista de la captura, encerrado en una celda de la Base Naval del Callao y condenado a cadena perpetua, hoy también fue noticia después de que un tribunal tuviera que suspender la sesión del juicio que se sigue en su contra por su responsabilidad en el atentado de la calle Tarata de Lima que en 1992 costó la vida a 25 personas.

Ni Guzmán ni gran parte de los miembros de la cúpula de Sendero encarcelados que son jugados por estos hechos se presentaron en la sala, al igual que los testigos principales del caso, los terroristas que plantaron la bomba e iban a declarar que fueron los líderes del grupo los que ordenaron el ataque.

De acuerdo al informe final de la Comisión de la Verdad y Reconciliación, Sendero Luminoso fue el principal responsable de las 69.000 víctimas por el conflicto interno entre 1980 y 2000 en Perú.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha