eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Premiada una ONG brasileña por ayudar a que no mueran 1.800 niños en carretera

- PUBLICIDAD -
La Reina entrega los premios solidarios Mapfre a proyectos de Guatemala y Brasil

La Reina entrega los premios solidarios Mapfre a proyectos de Guatemala y Brasil

Cada año mueren en Brasil 1.800 niños en accidente de tráfico, una elevada cifra que, sin embargo, se está reduciendo gracias en parte al trabajo de la organización no gubernamental de ese país Criança Segura SafeKids, que hoy ha recibido uno de los premios sociales de la Fundación Mapfre.

El premio, recogido por la coordinadora nacional de esa ONG, Alessandra Francoia, y la coordinadora de movilización, Lia Gonsales, quienes, en una entrevista con Efe, se han mostrado muy satisfechas por este premio, entregado por la Reina Sofía y que les motivará aun más en la labor que realizan.

Aunque la ONG inició en 2001 su labor de prevención de lesiones infantiles accidentales, el premio se le ha concedido por la campaña de formación que comenzó en 2010 para sensibilizar y formar a profesionales en materia de seguridad vial.

Más de 26.000 personas se han beneficiado ya, de forma directa o indirecta, de los cursos on-line y presenciales que ha impartido la organización, dirigidos a profesores, agentes de tráfico, bomberos o sanitarios, entre otros colectivos.

Su objetivo es reducir en un 25 por ciento el número de niños fallecidos en accidente en 2015, aunque su labor ha contribuido en parte a que las cifras de 2.500 niños muertos en las carreteras brasileñas en años pasados haya bajado hasta los 1.800.

De todos modos, la tasa de mortalidad infantil por esta causa es alta en ese país latinoamericano ya que, según los datos aportados por las coordinadoras de la ONG premiada, en cuatro de cada diez accidentes se ve implicado un niño.

Francoia y Gonsales han resaltado a Efe algunas conquistas de su asociación, entre ellas que el Gobierno haya establecido la obligatoriedad del uso de los sistemas de retención infantil en los vehículos y ya el 57 por ciento lo usa.

Han logrado también participar en el Consejo Nacional de Tráfico de Brasil, pero las coordinadores reconocen que "todavía queda mucho por hacer" en materia de seguridad infantil y piden al Gobierno de su país que se involucre más, toda vez que las prioridades del Ejecutivo son el control de la velocidad y el alcohol.

Menos prioritaria es la seguridad vial en los más pequeños, un colectivo que junto en el de los ancianos está siendo víctima de atropellos.

La ONG pide más presencia de agentes de tráfico en las proximidades de los colegios, mejor señalización y más aceras e, incluso, su construcción, ya que en las calles de muchos barrios ni siquiera existen.

Y aunque consideran que la ley de tráfico en Brasil es "muy buena", las dos coordinadoras de la ONG creen que no se aplica suficientemente y que las infracciones no se controlan de forma eficaz. De hecho, no es obligatorio someterse a la prueba de alcoholemia cuando el conductor es requerido para ello.

Los problemas de tráfico en el país pueden complicarse, según ellas, como consecuencia del crecimiento económico que experimenta el país y que, sin duda, redundará en un aumento de los vehículos en circulación.

Más aún con los dos eventos que se celebrarán en Brasil en los próximos años: la Copa del Mundo de Fútbol, en 2014, y los Juegos Olímpicos de 2016.

Francoia y Gonsales abogan por la mejora de las infraestructuras viarias pero, sobre todo, por la educación y la prevención para rebajar la siniestralidad en el tráfico.

A ambas les gustaría alcanzar la reducción tan significativa que se ha producido en España en número de accidentes, y han valorado el compromiso de entidades como Maphre en pro de la seguridad vial.

Precisamente, la Fundación de esta compañía de seguros trabaja en Brasil en esta materia, al igual que hacen otras compañías importantes como Volvo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha