eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Sánchez termina hoy su ronda de 'barones' mientras arrecian las diferencias sobre las opciones del PSOE

Lambán descalifica la propuesta de Armengol de intentar formar gobierno: "Es producto de la tramontana, que altera las mentes"

- PUBLICIDAD -
Sánchez termina hoy su ronda de 'barones' mientras arrecian las diferencias sobre las opciones del PSOE

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, terminará hoy su ronda de contactos con los dirigentes territoriales del partido, previa al Comité Federal del sábado en la que los socialistas analizarán la situación política y los pasos que dar a partir de ahora. Este viernes pasarán un total de nueve 'barones' por Ferraz, mientras arrecian las diferencias entre territorios sobre las opciones que tienen el partido una vez digan 'no' a Mariano Rajoy en su primera sesión de investidura.

Tras unos días de descanso después de las elecciones del 26 de junio, Sánchez comenzó el martes a recibir en la sede del partido a los máximos dirigentes de las federaciones, pero el grueso acudirá este viernes.

En total, se reunirán hoy con Sánchez cinco presidentes autonómicos, una vez ya ha confirmado la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, que acudirá por la tarde a Ferraz. También irán los presidentes de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page; Extremadura, Guillermo Fernández Vara; Asturias, Javier Fernández, y Aragón, Javier Lambán.

Y completarán la agenda la vicepresidenta de Cantabria, Rosa Eva Díaz Tezanos, los líderes del partido en Castilla y León, Luis Tudanca, y Murcia, Rafael González Tovar, y la presidenta de la gestora del PSOE de Galicia, Pilar Cancela.

Una vez termine su ronda, Sánchez conocerá de primera mano la opinión de sus dirigentes, entre los que ya se están viendo diversidad de pareceres: aunque todos defienden que de la reunión del sábado saldrá un 'no' a la investidura de Mariano Rajoy, existen matices en el escenario que se abriría después.

Así se ha visto en las declaraciones que --en Ferraz o en sus territorios-- han ido haciendo a lo largo de esta semana, mientras el líder del partido mantiene su silencio desde la noche del 26J, a las que se ha sumado también la opinión del expresidente del Gobierno Felipe González, que este jueves se ha mostrado en 'El País' partidario de que el PSOE no obstaculice un gobierno en minoría de Mariano Rajoy.

Conocido el parecer del expresidente, que la semana pasada se reunió con Sánchez, todos los socialistas han expresado su respeto por González, pero también han dejado claro que no se mueven del 'no'. Así lo ha hecho también la presidenta de los andaluces, que no ha querido valorar la propuesta que hizo ayer la presidenta de Baleares, Francina Armengol, de intentar formar gobierno si Rajoy fracasa.

Eso sí, Díaz ha explicado que ya dijo la semana pasada cuál es su posición. Entonces, defendió que los ciudadanos han puesto al PSOE en la oposición y que si no se logró un gobierno con 90 diputados, "menos con 85". "No he cambiado mi opinión y al que le toca trabajar es a Rajoy, que es el que tiene que darle un gobierno a este país, y como estamos a tres días de un comité federal, toca escuchar al secretario general", ha insistido la presidenta de la Junta.

La iniciativa de Armengol, que tampoco descarta el primer secretario del PSC, Miguel Iceta, porque cree que Sánchez no se puede quedar "cruzado de brazos" si el PP no lo consigue, no ha sido bien vista en cambio por otros compañeros del partido.

El presidente de Aragón directamente la ha descalificado al apuntar que "es un producto de la tramontana, que en determinadas épocas del año altera las mentes".

PAGE: "NO SE PUEDE ESTIRAR EL CHICLE"

Mientras tanto, Page también ha pedido serenidad en el debate y, preguntado acerca de si apoyaría intentar formar gobierno con Podemos y los independentistas, ha avisado de que el PSOE tiene que ser "coherente" con lo que ha dicho.

"Esto no lo vamos a discutir tantas veces como para que terminemos fracturando el PSOE. Hay que tener cuidado, una cosa es estirar el chicle, otra cosa es retorcer la realidad y otra cosa muy distinta es tomar responsabilidad", ha defendido.

Así las cosas, el PSOE llega al sábado con la intención de ratificarse en la resolución que aprobaron el 28 de diciembre, en la que aseguraban que no apoyarían un gobierno del PP con Rajoy ni con ningún otro candidato.

Sin embargo, algunos dirigentes abren la puerta a que, en último término, en el último minuto, los socialistas puedan abstenerse para impedir unas nuevas elecciones. Eso sí, todos insisten en que es Rajoy quien tiene que tener la iniciativa, buscar acuerdos y llevar al Congreso un proyecto que implique a más de sus 137 diputados.

A su paso por Ferraz esta semana, el presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, y las líderes del partido en Euskadi, Idoia Mendia, y Madrid, Sara Hernández, no han cerrado la puerta a que los socialistas puedan abstenerse y evitar unas nuevas elecciones.

Mendia no descartó esta posibilidad cuando se le preguntó expresamente y apuntó que una nueva reunión del Comité Federal sería el lugar idóneo para adoptar "una decisión de calado"; Hernández tiró de ironía asegurando que entre las "muchas cosas" que los socialistas pueden hacer no está la de "adivinar el futuro" y Puig ha señalado que "no hay que correr más que el futuro".

El presidente de los valencianos, que ha acudió el miércoles a Ferraz, respondió así cuando se le ha planteado si los socialistas podrían abstenerse para desbloquear la situación en último término. "El futuro llega y cuando llegue será el momento de tomar nuevas decisiones", añadió.

En cambio, Armengol defendió que el PSOE no se puede abstener "ni ahora ni después" porque sería "traicionar" a sus votantes y subrayó que antes de ir a terceras elecciones hay otra posibilidad y es que Sánchez intente formar gobierno.

E Iceta abrió aún más el abanico de posibilidades, insistiendo en que, en cualquier caso, si el PP no lo consigue, el líder del PSOE no puede "cruzarse de brazos". Y entre esas opciones que se abren, ha remachado, puede estar la de volver a dar un paso al frente para buscar una mayoría alternativa.

En el otro extremo está la postura del presidente de Extremadura, que el mismo 27 de junio apostó por "facilitar" un gobierno del PP y después propuso una "abstención mínima" con los diputados estrictamente necesarios para que salga adelante.

Mientras tanto, varios dirigentes de la Ejecutiva del PSOE han insistido este jueves en que los socialistas no pueden apoyar a Rajoy y le han emplazado a moverse. Así lo ha hecho el secretario de Organización del PSOE, César Luena, quien ha defendido que "la obligación y responsabilidad" de intentar articular una mayoría en torno a fuerzas políticas de derechas la tiene que asumir ahora Rajoy.

LUENA: "NO CONVIENE ADELANTAR ACONTECIMIENTOS"

A partir de aquí, no ha querido pronunciarse sobre la posibilidad de que Sánchez se presente a una investidura en el caso de que la del líder 'popular' sea fallida, porque cree que "no conviene adelantar ningún acontecimiento".

Sí se ha adelantado algo más el portavoz del PSOE en el Senado, Óscar López, al defender que los socialistas no pueden "tropezar dos veces en la misma piedra" e intentar de nuevo formar un gobierno con Podemos y Ciudadanos, porque este acuerdo no fue posible después del 20 de diciembre por los vetos mutuos que se declararon ambos partidos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha