eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Sánchez vaticina que no habrá votación en urna, sino "otra cosa" para intentar una independencia unilateral

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha vaticinado este miércoles que el próximo 1 de octubre no se producirá una "votación en urna" en Cataluña, donde el bloque separatista pretende celebrar un referéndum de autodeterminación, sino "otra cosa" que el secesionismo intentará utilizar de "coartada para justificar" una "declaración unilateral de independencia".

- PUBLICIDAD -
Sánchez vaticina que no habrá votación en urna, sino "otra cosa" para intentar una independencia unilateral

En una entrevista en la Cadena Ser recogida por Europa Press, Sánchez ha enumerado los motivos por los que esa consulta no puede considerarse un referéndum. La consulta del 1 de octubre, ha explicado, no cumple las condiciones que la Comisión de Venecia del Consejo de Europa considera imprescindibles para la celebración de referendos. Y esto lo sabe el Gobierno catalán porque precisamente elevó una pregunta a este órgano, un referente internacional en la materia.

El 1 de octubre no cumple con el requisito de que el referéndum se celebre "dentro del marco constitucional y la legalidad, en este caso, estatutaria de Cataluña", ni bajo unas condiciones de neutralidad de los medios de comunicación públicos en Cataluña, ni con las "suficientes garantías políticas y jurídicas" para los votantes y dentro de unos "plazos suficientes", ha enumerado.

"En consecuencia, si no es un referéndum, no les demos ventaja al secesionismo", ha señalado cuando se le ha preguntado si el PSOE apoyará al Gobierno si decide retirar por la fuerza las urnas, en caso de que se coloquen el 1 de octubre. En los últimos días, los socialistas han indicado que el 1 de octubre habrá que ver si efectivamente se sacan las urnas y cómo y donde se colocan, al tiempo que han afirmado que, en caso de que exista un delito, el Estado tiene que actuar para garantizar la legalidad.

De hecho, el propio Sanchez ha advertido a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, de que no puede ceder espacios municipales para la celebración de una consulta ilegal. Pero Sánchez ha hecho un llamamiento a no "entrar en el fatalismo" de aquí al 1 de octubre porque, en su opinión, junto a la ley tiene que haber también "diálogo".

Con el fin de encontrar una salida política a la crisis en Cataluña, el Grupo Socialista registrará este jueves en el Congreso de los Diputados una iniciativa para proponer constituir una Comisión parlamentaria que empiece a debatir sobre la modernización del Estado autonómico. Hoy por hoy, cuentan con el apoyo inicial del PP, Podemos, PDeCat y el rechazo de ERC. Con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, Sánchez espera hablar en las próximas horas.

En este sentido, ha recomendado al Gobierno que deje de buscar exclusivamente el apoyo del bloque constitucionalista, porque este país funciona con un sistema político "pluripartidista". "Tan importante es contar con Ciudadanos, como por ejemplo con Unidos Podemos. Basta ya de hablar de un espacio constitucionalista. La Constitución somos todos los que nos sometemos a las reglas del juego", ha urgido.

"Si Unidos Podemos, ERC, el PDeCat o el PNV y demás se someten a las reglas del juego y se presentan a unas elecciones bajo el ordenamiento constitucional vigente, son partidos constitucionalistas y, por lo tanto, no puede haber una raya entre unas formaciones políticas y otras", ha argumentado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha