eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Sindicatos y ONG piden al G20 más crecimiento económico y menos desigualdad

- PUBLICIDAD -
PREPARATIVOS PARA LA REUNIÓN DEL G20 EN ANTALYA

PREPARATIVOS PARA LA REUNIÓN DEL G20 EN ANTALYA

A dos días del comienzo de la cumbre del G20 en Antalya (Turquía), sindicatos, ONG y activistas exigieron hoy a los líderes mundiales que hagan más para impulsar el crecimiento económico, luchar contra la desigualdad y dar respuesta a la crisis de los refugiados y el cambio climático.

El G20, que incluye a las veinte principales economías del mundo, acordó el año pasado en su reunión en Australia acelerar el crecimiento económico en un 2 por ciento adicional hasta 2018, un objetivo todavía lejano, según los líderes sindicales.

En un informe en vísperas del G20, el Fondo Monetario Internacional (FMI) reconoce que las perspectivas mundiales siguen "a la baja", lastradas por la desaceleración de China, el mal momento de los países emergentes y el crecimiento anémico de la eurozona.

Estados Unidos, la primera economía del planeta, prevé crecer un 2,5 % este año, por encima del 1,5 % de la eurozona o del 2,1 % de media de las economías desarrolladas.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, asegura en un articulo publicado hoy en el diario "Financial Times" que su país no puede ser el único motor del crecimiento mundial.

"Si el mundo se basa excesivamente en el consumidor estadounidense, puede ponerse en peligro la sostenibilidad de la recuperación mundial", alerta.

El G20, en el que participan Argentina, Brasil y México, así como España como invitada, se ha convertido en un foro crucial al reunir en una misma mesa a países que representan el 85 % de la economía mundial y el 65 % de la población del planeta.

En un encuentro a puerta cerrada, líderes sindicales de los países del G20 pidieron hoy más esfuerzos para luchar contra la desigualdad y dar, además, una respuesta a la actual crisis de los refugiados.

Tres cuestiones -el aumento de la desigualdad en los ingresos, los altos niveles de desempleo juvenil y la crisis mundial de los refugiados- necesitan de "políticas más proactivas", destacaron en un comunicado.

La Conferencia Internacional de Sindicatos (ITUC, en sus siglas en inglés) criticó asimismo lo que califica de "falta de compasión" de los gobiernos de los países ricos frente al drama de los refugiados sirios que han huido de la guerra civil y recordó que solo Turquía acoge a unos dos millones de exiliados.

"Si vemos cómo Turquía abre sus puertas a los refugiados sirios, comparado con la forma en la que los gobiernos de las naciones ricas cierran sus fronteras, es obvio que los líderes no tienen compasión", declaró la secretaria general de la ITUC, Sharan Burrow.

"El G20 debe actuar inmediatamente a fin de aumentar los fondos para las necesidades de los refugiados, su protección social y reconocer el derecho de los refugiados al trabajo", concluyó la líder sindical australiana.

También Amnistía Internacional acusó hoy a los países del G20 de responder de forma "vergonzosa" a la situación de los refugiados y les instó a reaccionar ante una crisis humanitaria de "proporciones devastadoras".

"Los países más ricos del mundo, que se reúnen en Antalya, no deben desaprovechar la oportunidad para reunir fuerzas y encontrar formas concretas y con sentido de poner fin al sufrimiento de millones de refugiados", solicitó esa ONG.

Otra prestigiosa organización, Oxfam, respaldó las peticiones de los sindicatos en favor de un crecimiento equitativo y también exigió una respuesta a la desesperada situación de los refugiados.

"Más de 4 millones de refugiados de Siria están viviendo en un limbo de disminución de ayudas, limitado acceso a trabajo legal, atención médica y educación. Como resultado, muchas familias se ven obligadas a decisiones desesperadas, como hacer un peligroso viaje a Europa o incluso volver a Siria", lamentó Oxfam.

La guerra en ese país árabe, el combate contra los yihadistas del Estado Islámico (EI) y la crisis de los refugiados son los grandes temas políticos de esta cumbre, en la que además se tratarán numerosos asuntos económicos y financieros, como la lucha contra el fraude y la evasión fiscal.

Más de seis años después de la crisis de 2008-2009, el G20 quiere fijar también en esta reunión las últimas piezas importantes de una regulación diseñada para evitar que se repitan los colapsos bancarios que llevaron a rescates multimillonarios de entidades financieras en Estados Unidos y Europa.

Otro asunto de la agenda es el cambio climático, sobre el que Oxfam ha pedido a los líderes mundiales que den pasos concretos antes de la crucial reunión que comenzará en París a finales de mes.

"Oxfam espera que los líderes políticos dirijan el mundo hacia un acuerdo climático ambicioso que evite un calentamiento catastrófico", indicó el director de campaña de la organización Steve Price-Thomas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha