eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Sortu celebrará su asamblea fundacional el 23 de febrero en Pamplona reclamando la unión de Navarra con Euskadi

El partido de la izquierda abertzale plantea un Estatuto de Autonomía como "meta intermedia" en el "tránsito hacia un Estado vasco"

- PUBLICIDAD -

Sortu celebrará el próximo 23 de febrero en Pamplona su asamblea fundacional en un acto en el que participarán unas 700 personas y en el que se reclamará la unión de Navarra y Euskadi con un Estatuto de Autonomía, como "meta intermedia" en el "tránsito hacia un Estado vasco en Europa", según consta en la ponencia de bases ideológicas y de modelo de organización con la que está trabajando el partido, a la que ha tenido acceso Europa Press.

El acto tendrá lugar en el Palacio de Congresos y Auditorio Baluarte en la mañana del día 23, sábado. Posteriormente, habrá una comida en el mismo Baluarte, y a la tarde habrá un mitin en el pabellón Anaitasuna de Pamplona. Además, el día anterior, está previsto que se celebren también sesiones preparatorias de la asamblea en el propio Baluarte.

En junio de 2012, el Tribunal Constitucional permitió la legalización de Sortu. Dentro de su proceso constituyente, el partido de la izquierda abertzale elaboró en octubre una ponencia para su debate entre los meses de noviembre y febrero, hasta la aprobación definitiva del documento con las bases ideológicas, la línea política y el modelo organizativo para la formación.

En dicha ponencia, que se somete a debate, Sortu plantea que "en el tránsito hacia un Estado vasco en Europa y dentro de la labor de reconstruir el sujeto nacional vasco, deberemos buscar metas intermedias, por ejemplo, un Estatuto de Autonomía de cuatro territorios para Hego Euskal Herria", que incluiría a Navarra.

En el documento, Sortu señala que ese Estatuto de Autonomía "deberá recoger también una legislación interna que reconozca la especificidad de Navarra y defina la relación entre territorios". Además, propone la "institucionalización de Ipar Euskal Herria".

Sortu señala que su proyecto político es "el que históricamente ha abanderado la izquierda abertzale, una Euskal Herria independiente y socialista con estructuras de Estado propias" y añade que tiene como objetivo "vertebrar Euskal Herria en una sola estructura política, es decir, culminar el proyecto político que reunifique a los siete territorios".

La ponencia asegura que el partido pretende "unir, como ya han estado anteriormente en la Historia, los territorios del euskara y de los alaveses, guipuzcoanos, vizcaínos, labortanos, navarros y suletinos".

Además, afirma que, "en aras a la acumulación de fuerzas, la lucha de masas, la lucha institucional, la desobediencia y la lucha ideológica serán los únicos instrumentos para cambiar la correlación de fuerzas, lograr la adhesión popular y buscar el apoyo internacional, en el marco del proceso democrático", y destaca la decisión de la izquierda abertzale de "utilizar solo medios políticos".

"CONSECUENCIAS DEL CONFLICTO"

El partido dice que quiere estructurar "un esquema de bilateralidad con los Estados, tanto para resolver la cuestión de las consecuencias del conflicto (tal y como recoge la declaración de Aiete), como el del modo de implementar con Madrid y París los acuerdos políticos a alcanzar entre los agentes vascos".

Sortu afirma que "resulta importante fomentar el trabajo en común y los acuerdos en el ámbito de la resolución del conflicto, para que el máximo de fuerzas posibles, aun con diferentes proyectos políticos, puedan realizar su aportación para superar las razones y las consecuencias del mismo".

El documento recoge que "éste debiera ser el terreno más amplio para poder coincidir con otras fuerzas, incluidas las que hasta ahora han sido oponentes o enemigos". "Nuestra voluntad es clara y honesta: queremos superar, desde criterios estrictamente democráticos, el conflicto en sus parámetros de las últimas tres décadas. El diálogo y el acuerdo político son recursos que deben trabajarse para superar el conflicto y dibujar el futuro de Euskal Herria", añade.

HABLA DE RECONOCER "A TODAS LAS VÍCTIMAS"

Sortu considera que "ETA ha dado por concluida de forma definitiva su actividad, pero ello no ha hecho desaparecer las diferentes expresiones de violencia que existen en nuestro país, ni mucho menos". Según el documento, "además de la negación estructural de derechos que padece Euskal Herria, los Estados mantienen intacta su maquinaria represiva".

La ponencia avanza la intención del partido de "asumir la responsabilidad de hacer frente políticamente a esta estrategia, en la medida que dificulta el camino de la paz, así como la responsabilidad en la defensa de los derechos de los presos y presas políticas vascas, que padecen actualmente una situación extrema, y del conjunto de los exiliados y exiliadas vascas".

Asimismo, Sortu asegura que tiene "plena voluntad de asumir el compromiso en las dinámicas para reconocer a todas las víctimas provocadas por el conflicto, conocer toda la verdad y cerrar heridas con el objeto de lograr en el futuro una convivencia armónica".

ORGANIZACIÓN DEL PARTIDO

En el documento propuesto para el debate interno se recogen también las características organizativas de Sortu, que plantea que los responsables políticos del partido serán elegidos mediante procesos electorales internos.

Además, señala que, "si no se decide lo contrario, dado que las elecciones tanto para las instituciones como para el Congreso de Sortu se celebran una vez cada cuatro años, los responsables elegidos mediante procesos electorales internos y externos lo serán para cuatro años, y podrán permanecer un máximo de ocho años en la misma responsabilidad institucional".

El partido estaría formado por estructuras locales, de capital, comarcales, provinciales y nacionales.

UN CONSEJO NACIONAL CON SECRETARIO GENERAL

La ponencia prevé la creación de un Consejo Nacional, que sería el órgano de dirección encargado de "planificar y dinamizar la actividad política general" de Sortu.

Este órgano estará compuesto por 21 miembros, entre ellos el secretario general, el responsable de Coordinación (también contemplado como presidente en el documento), responsable de Organización Interna, responsable del Órgano para la Lucha Institucional, responsable del Órgano para la Lucha Ideológica, responsable del Órgano para la Lucha de Masas, y responsable de Finanzas.

También estarían en este Consejo el responsable del Órgano para la Resolución del Conflicto, representante del Órgano de Trabajo Internacional, dos portavoces nacionales y los coordinadores de Álava, Vizcaya, Guipúzcoa y Navarra. Finalmente, habrá cinco miembros elegidos "por criterio nacional".

Los 21 miembros de este Consejo serán elegidos en asambleas locales, a propuesta de los miembros de Sortu.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha