eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Supremo confirma la condena a Ibai Peña por quemar 2 cajeros en Vitoria en 2006

- PUBLICIDAD -
El Supremo confirma la condena a Ibai Peña por quemar 2 cajeros en Vitoria en 2006

El Supremo confirma la condena a Ibai Peña por quemar 2 cajeros en Vitoria en 2006

El Supremo ha confirmado la condena de tres años de cárcel al presunto etarra Ibai Peña Balanzategui por quemar dos cajeros de la Caja Vital Kutxa, en Vitoria el 13 de agosto de 2006, al estar probada su participación en los restos de ADN hallados en una capucha encontrada en el lugar de los hechos.

En su recurso ante el Tribunal Supremo (TS), Peña alegaba que el objeto en el que aparecieron restos suyos de ADN "es móvil y pudo ser utilizado por otros", a lo que el Supremo responde que en esa capucha solo fue encontrado su perfil genético y no apareció el de "ninguna otra persona".

Esta evidencia, señala el alto tribunal, "autoriza a excluir, de forma muy cercana a la certeza absoluta, el uso de la capucha por otros".

Peña fue condenado en 2012 por la sección tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional como autor de un delito de incendios terroristas con la agravante de disfraz por participar en esta acción de "kale borroka" junto a Igor Mayora, condenado por estos hechos y a la misma pena en 2010.

Ambos se encontraban en busca y captura desde el 8 de junio de 2009, cuando no comparecieron en la primera vista que se iba a celebrar contra ellos por este ataque, aunque Mayora fue detenido meses después en Oiartzun (Guipúzcoa) y juzgado en 2010.

El arresto de Peña, que fue la primera detención tras el comunicado en el que ETA anunció en octubre de 2012 el cese de la violencia terrorista, se produjo el 8 de enero del pasado año en Bayona (Francia) y,aunque el Tribunal de Pau rechazó entonces entregarlo a España debido a la "confusión de fechas y hechos", finalmente accedió a ello en abril.

La sentencia que ahora ratifica el Supremo declaró probado que Peña y Mayora, con los rostros cubiertos y guantes de látex en las manos para no dejar huellas, rociaron con dos botellas llenas de gasolina los dos cajeros automáticos exteriores de la sucursal bancaria situada en la calle Valladolid de la capital alavesa.

A continuación lanzaron dos cócteles molotov, "consiguiendo incendiar ambos cajeros automáticos", tras lo que huyeron y se desprendieron de los pasamontañas y los guantes, que arrojaron tras la tapia de un colegio cercano y que fueron recogidos por la Ertzaintza.

En uno de esos pasamontañas "caseros" (formado con la manga de una camiseta verde con rayas negras) se halló ADN de Peña.

Cinco días después de cometerse el ataque, el diario Gara publicó la reivindicación de ETA, explicando que los hechos tenían "como objetivo denunciar" la detención y el encarcelamiento del etarra Zigor Bravo.

La sentencia detalla además que la reparación de ambos cajeros costó a la entidad bancaria 14.050 euros, cantidad que ha sido indemnizada por la compañía de seguros.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha