eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Tamara Rojo asegura que mientras pueda bailar a este nivel, seguirá

- PUBLICIDAD -
Tamara Rojo asegura que mientras pueda bailar a este nivel, seguirá

Tamara Rojo asegura que mientras pueda bailar a este nivel, seguirá

La española Tamara Rojo, que combina con "mucha dedicación" sus papeles de primera bailarina y directora del English National Ballet (ENO), augura su futuro subida en el escenario y no descarta coreografiar si encuentra "la inspiración".

"Mientras pueda bailar al nivel que me exijo, lo haré. También pienso seguir dirigiendo y, si encuentro el momento y la inspiración, coreografiaré", afirmó la española, de 39 años, en una entrevista con Efe, con motivo de su último estreno en Londres.

La bailarina deslumbra al público londinense del Teatro Coliseum, donde su compañía, una de las cuatro más prestigiosas del Reino Unido, representa hasta mañana "Le Corsaire", la primera gran producción de Rojo como directora y en la que también baila.

Inspirada en el poema "The Corsair" de Lord Byron, la representación "es un gran espectáculo de danza, basado en un ballet clásico del siglo XIX, pero bailado y representado con las capacidades técnicas y artísticas de hoy", destacó la nacida en Montreal (Canadá), que se trasladó a España cuando tenía cuatro meses y lleva 16 años residiendo en el Reino Unido.

Rojo bailó por primera vez sobre un escenario inglés en 1997 con el English National Ballet, donde pronto adquirió el estatus de bailarina principal y, tres años después, dejó la compañía tras recibir una invitación expresa del exbailarín londinense Anthony Dowell, quien la instó a unirse al Royal Ballet de Londres.

Desde entonces, el cine, el teatro y la pintura son sus principales fuentes de inspiración, junto con las clases y los ensayos, que ocupan la mayor parte de su tiempo y que alterna con la dirección artística del ENO desde septiembre de 2012.

Cada vez que sale al escenario, sus primeros pasos de ballet están cargados de "nerviosismo", pero preceden siempre a "una sensación difícil de explicar", dijo, "una mezcla de abandono en el papel y una enorme atención en lo que estás haciendo".

La exigente bailarina ha reivindicado en muchas ocasiones el gran esfuerzo que requiere la danza clásica, y le han irritado los estereotipos que proliferan sobre esa disciplina artística, como los proyectados en el filme "Black Swan" ("Cisne negro", 2010), por la que su protagonista, Natalie Portman, se llevó el Óscar.

Capaz de interpretar teatralmente con sus movimientos, Rojo defendió la importancia de la versatilidad en un bailarín, "sobre todo en papeles con carga dramática como Julieta o Manon". La complicidad con su pareja es también un pilar fundamental para ella.

"Para lograr fluidez y belleza en los pasos a dos, es indispensable que haya un grado alto de entendimiento con el 'partenaire', hasta el punto de anticiparse a cualquier situación imprevista. Es más que la mera sincronización de movimientos. A veces se consigue y otras no, pero hay que intentarlo siempre", explicó.

Tras abandonar el exotismo oriental de "Le Corsaire", la bailarina recuperará el clasicismo más puro y buscará esa sintonía con el cubano Carlos Acosta, con el que se subirá al escenario en junio para presentar la tragedia de amor insigne de todos los tiempos, "Romeo y Julieta".

"Me resulta un reestreno muy emotivo, ya que Derek Deane creó esta versión coreografiada para mí en 1998, especialmente diseñada para el Royal Albert Hall", señaló, al tiempo que se mostró "muy ilusionada con la renovada puesta en escena" que están preparando.

Además, Rojo se ha marcado como objetivo conseguir "atraer públicos diversos", gracias a nuevas producciones que quiere hacer con el English National Ballet, tanto de ballet clásico como actual.

Galardonada con el Premio Príncipe de Asturias en 2005, se muestra preocupada por la situación del ballet en España, donde "la pérdida de público" está provocando "una pérdida de afición, vocaciones y futuros talentos".

"Aunque no puedo seguir como me gustaría la situación, creo que lo más preocupante es la reducción del número de espectadores de danza en los últimos años", subrayó.

Asimismo, mostró su esperanza de que "las recientes medidas para incrementar la oferta de espectáculos" sean el inicio de una ola de reformas "que el sector profesional necesita" en España.

Alejandra Olcese.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha