eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La UE y Serbia abren "históricas" negociaciones de adhesión al bloque europeo

- PUBLICIDAD -

Serbia inauguró hoy oficialmente la negociación de su adhesión a la Unión Europea (UE) en un día que tanto la delegación serbia como la europea calificaron de "histórico", una vez Belgrado ha logrado encarrilar la normalización de sus relaciones con Kosovo, factor clave para iniciar el proceso.

"Es un día histórico para Serbia y la UE (...) Serbia es un ejemplo inspirador en los Balcanes Occidentales", indicó el comisario europeo de Ampliación, Stefan Füle, en una rueda de prensa en Bruselas junto al primer ministro serbio, Ivica Dacic, que resaltó el "significado histórico" de este día para su país.

"Es el evento más importante para Serbia desde el fin de la Segunda Guerra Mundial", destacó Dacic, quien consideró que el camino para ingresar a la UE servirá para "definir la sociedad que queremos tener".

El líder serbio dijo que ahora las expectativas sobre su país son "muy altas", pero aseguró que con "trabajo duro y dedicación" van a "hacer todo lo posible para convencer" de que Serbia debe ser un país miembro de la UE, algo que esperan conseguir en seis años.

El viceprimer ministro, Aleksandar Vucic, enfatizó que trabajando para acceder a la UE "estamos invirtiendo para mejorar la vida de nuestros ciudadanos".

Füle advirtió por su parte de que abrir las negociaciones supone iniciar "una fase muy exigente", y que en esa línea Belgrado "deberá continuar con la normalización de relaciones con Kosovo", la antigua provincia serbia que se independizó en 2008, y negociar "de manera inclusiva con su Parlamento y la sociedad civil".

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, que también se entrevistó con Dacic, manifestó en un comunicado su "elogio" a Serbia por "sus esfuerzos y los progresos realizados en los últimos años", y puso de relieve "las fuertes aspiraciones europeas" de sus ciudadanos.

En particular, subrayó el "histórico" acuerdo logrado el pasado abril con mediación de la jefa de la diplomacia de la UE, Catherine Ashton, en el que Belgrado y Pristina resolvieron los puntos más tensos de su frágil relación bilateral, como la autonomía para los serbios del norte de Kosovo a cambio de desmantelar las estructuras de poder paralelas mantenidas por esa comunidad desde 2008.

Ese acuerdo abrió definitivamente la puerta a que los europeos decidieran empezar a negociar el acceso de Belgrado.

Como principales retos para Serbia, Durao Barroso nombró la reforma del poder judicial, la lucha contra la corrupción y contra el crimen organizado, la reforma de la administración pública, la independencia de instituciones clave, la libertad de prensa y el combate contra la discriminación y la protección de las minorías.

La apertura hoy de las negociaciones fue decidida por el Consejo de Ministros de Asuntos Generales de la UE el 25 de junio de 2013 y confirmada por los líderes comunitarios en su cumbre del pasado diciembre.

Para la UE, Belgrado ha logrado el "grado necesario de cumplimiento de los criterios de adhesión" y, especialmente, ha dado "los pasos para una mejora visible y sostenible de sus relaciones con Kosovo", destacó el Consejo de la Unión en un comunicado.

Así, Serbia "cumple suficientemente" los criterios políticos y las condiciones del llamado "proceso de estabilización y asociación", y ha conseguido "importantes avances en el establecimiento de una economía de mercado que funcione".

El bloque europeo destacó que Serbia debería estar en condiciones de asumir las obligaciones de la adhesión "a medio plazo en casi todos los ámbitos del acervo" comunitario.

Füle subrayó que a lo largo de este año y hasta la primavera de 2015 se llevará a cabo un proceso de "proyección" de la negociación.

En concreto, 2014 estará dedicado a preparar la apertura de los capítulos 23 y 24, dedicados respectivamente a la reforma del sistema de justicia y derechos fundamentales y a la justicia, libertad y seguridad, considerados como los dos más importantes.

El ministro griego de Exteriores, Evangelos Venizelos, cuyo país preside este semestre la UE, dejó claro además que el proceso debe garantizar que tanto Serbia como Kosovo puedan "continuar sus respectivos caminos europeos" sin que "bloqueen mutuamente sus esfuerzos", y que de forma gradual normalicen sus relaciones.

"La perspectiva euroatlántica de la región de los Balcanes es un compromiso", concluyó.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha