eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Villares cree que el Estado debe proteger las cuatro lenguas, no solo el castellano

- PUBLICIDAD -
Villares cree que el Estado debe proteger las cuatro lenguas, no solo el castellano

Villares cree que el Estado debe proteger las cuatro lenguas, no solo el castellano

El presidente del Consello da Cultura Galega (CCG), Ramón Villares, ha demandado del Estado la protección y defensa de las cuatro lenguas españolas, no solo del castellano, lo que supondría un "elemento de concordia, convivencia y cohesión" en España.

En este sentido se manifestó el historiador en entrevista con Efe, con motivo del Día das Letras Galegas, en la que valoró la elección de Roberto Vidal Bolaño para esta celebración, por la situación actual de las artes escénicas y por su propia figura, por su enraizamiento en la tradición teatral popular y su presencia en la construcción institucional del teatro gallego en la etapa autonómica.

Villares defiende la celebración del Día das Letras y su carácter de festivo, una jornada que cree que "puede entenderse ampliamente como el día de la cultura gallega".

Sobre la situación actual de ésta, el presidente del CCG considera que "está pasando por una situación difícil", especialmente en los países del sur de Europa, donde "apostaron mucho por el papel de la administración pública" en este ámbito, frente al modelo de los países del norte, donde cumple un mayor papel el mecenazgo y el apoyo privado.

Por ello, demanda que las administraciones, al tiempo que deben considerar la cultura como un "sector estratégico", abran las vías para una mayor participación del mecenazgo.

Reconoció que este cambio de modelo "no es sencillo" y puso como ejemplo el anuncio del secretario de Cultura de presentar una Ley del Mecenazgo, que "tropieza con resistencias en el Ministerio de Hacienda".

No obstante, defiende esta mayor participación privada, a pesar de que "el modelo público tenía y tiene ventajas", aunque hace frente peor a las situaciones de crisis y recortes, "cuando hay que elegir más, escoger mejor los objetivos, y cuando el apoyo privado es más necesario".

Preguntado si el 17 de mayo tiene aún un gran componente litúrgico, reconoció que existe ese "debate", pero afirmó que es bueno que se trate de un día festivo, porque, en caso contrario, la atención sería menor, si bien señaló que, a su entender, "el fallo está en los contenidos de la fiesta y en cómo es sentida popularmente".

Así, para Ramón Villares la jornada "tiene un carácter muy institucional, un poco litúrgico, un poco restringido al ámbito de la cultura y, además, de la cultura de los escritores, de la lengua, de las letras... y esto a mucha gente no llega".

Tras resaltar el esfuerzo y su éxito en el ámbito escolar, el presidente del Consello cree que la celebración adolece "de capilaridad", que se sienta en todos los rincones de Galicia como una fiesta de su cultura, "como una marca esencial de nuestra forma de ver el mundo o, dicho de otro modo, de nuestra propia identidad".

En este sentido, subrayó que el Día das Letras "es un lugar de encuentro, de convergencia social", por lo que "tenemos que seguir insistiendo en eso".

De la repercusión de la crisis económica en el ámbito cultural, el máximo responsable del CCG señaló que lo está haciendo "muy duramente", por lo que demandó que las administraciones deben dejar de considerar la cultura como un "florero" y entenderlo como un "sector estratégico que puede, especialmente en el plano europeo, ayudar a salir de la crisis".

Por ello, demandó una política común de la UE, como existe en los casos de la agricultura o la pesca: "Necesitamos una PAC de la cultura", planteó como símil.

"Europa -dijo- es el referente cultural del planeta, de momento, y debemos seguir siéndolo, no solo en términos patrimoniales, sino también de herencia literaria, de pensamiento, de ciencia. Quizás no es ya la primera, pero sigue siendo muy importante".

Sobre el tratamiento de los distintos idiomas del Estado en la Constitución, dijo que no sería necesario cambiar su texto para que el Estado "asuma la protección y defensa de las cuatro lenguas españolas, no solo de la castellana".

Para Ramón Villares, ello supondría "un elemento de concordia, de convivencia, de cohesión".

En su opinión, "eso sería una solución verdaderamente ingeniosa, pero al propio tiempo ambiciosa y audaz para el problema de la convivencia territorial en España".

Señaló que, no obstante, "falta una labor de pedagogía" y sugirió medidas como la existencia de un canal de televisión público que emitiese en las cuatro lenguas y todos los españoles "se familiarizasen" con ellas.

En el caso del gallego, apuntó que, además, "supone una pasarela para el mundo lusófono extraordinaria", por lo que -concluyó- "los españoles, no solo los gallegos, sino su conjunto, harían bien en apreciar más el gallego".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha