eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La paz no es sólo la ausencia de guerra, según varios premios Nobel de la Paz

- PUBLICIDAD -
La paz no es sólo la ausencia de guerra, según varios premios Nobel de la Paz

La paz no es sólo la ausencia de guerra, según varios premios Nobel de la Paz

La paz no es sólo la ausencia de la guerra sino que debe ser una situación en la que los derechos sociales, económicos y culturales sean respetados y disfrutados por todos, según han considerado hoy varios premios Nobel de la Paz reunidos en Barcelona.

Los Nobel de la paz Oscar Arias, Frederik Willem de Klerk, Jody Williams, Lech Vallesa, Shirin Edabi y Tawakkol Karman han coincidido en la jornada de clausura de la reunión de tres días celebrada en Barcelona en que hay que trabajar para asegurar que nuestras sociedades se conviertan en lugares más seguros y pacíficos, porque en el contexto actual esto se ha convertido en una necesidad en todos los niveles de la sociedad.

En una sesión en la que han estado muy presentes los atentados de París, se ha hablado también mucho de los refugiados, y la Premio Nobel de la Paz de 1997, Jolie Williams, ha denunciado que este fenómeno es sólo un síntoma de otros problemas como el militarismo, los nacionalismos extremos y el uso de la fuerza en guerras con terceras partes que buscan interese económicos y financieros.

Ha identificado como problemas el fracaso de los gobiernos, la ausencia de democracia y de derechos básicos, la enorme desigualdad en oportunidades en los países supuestamente desarrollados y en vías de desarrollo, el fracaso en aceptar la diversidad religiosa, y la explotación criminal de los refugiados.

Para Williams, esto sólo se puede solucionar cumpliendo los 17 objetivos del desarrollo sostenible que hoy se han enumerado, y que pasan por erradicar la pobreza e implementar los derechos humanos a través de acceso a la vivienda, educación, y la igualdad de oportunidades, alentar iniciativas creativas en la agricultura para alimentar a todo el mundo, erradicar el militarismo, invertir en educación y lograr la paridad de género.

Servicios sanitarios para todos, acceso al agua potable y a energías limpias y saludables, trabajar para que las empresas no den prioridad a los beneficios antes que a los trabajadores, acceso a la tecnología, reducir la desigualdad y el colonialismo persistente, hacer ciudades más sostenibles y trabajar por una energía verde, son para ella otras claves para una sociedad más justa.

Al hablar de paz, Oscar Arias ha reprochado a EEUU que, siendo la economía más poderosa y la que más invierte en armamento (630.000 millones de dólares), tres veces más que China y siete más que Rusia, sea el país que menos ayuda al desarrollo, que es lo que fomenta la paz, y que "el Gobierno y no el pueblo americano es quien no es ni generoso ni bondadoso, y quien tiene problemas".

En la clausura, el activista social y profesor de Económica de la Universidad de Barcelona Arcadi Oliveras ha recibido el Premio de la Paz de la XV cumbre, que le ha entregado la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, quien ha recordado que lo conoció en las acciones contra la reunión del Banco Mundial que se celebró en Barcelona en 2001.

Colau ha definido a Oliveras como un hombre coherente que vive acorde con los ideales de paz y justicia que defiende, y como un pionero que ha estado en las grandes acontecimientos reivindicativos, que ha enseñado que una cosa es la democracia formal y otra la real, y que tras una guerra no hay bombas sino instituciones y grandes negocios.

La alcaldesa de Barcelona ha hablado también de los atentados de París y ha afirmado que "no hay argumento político, ni económico, ni religioso que explique lo de París", atentados que recuerdan que la guerra no esta lejos y que es un fenómeno global que en cualquier momento puede llegar a nuestras fronteras.

Según Colau, las balas de París son las mismas que matan en Siria, Líbano, Somalia o Irán, y por eso "es más necesario que nunca acoger personas que huyen de estas guerras".

"Sus verdugos son los nuestros y sus víctimas nuestros muertos", ha recalcado la alcaldesa barcelonesa.

Para Colau, la masacre de ayer "quiere fomentar el odio y si el terrorismo se alimenta con más odio haremos lo que persiguen los terroristas", por lo que "el único camino para acabar con la guerra es la paz, y las ciudades somos responsables ante el mundo".

"Si son los Estados los que declaran la guerra, son las ciudades las que acabamos sufriendo las consecuencias, y no podemos quedarnos de brazos cruzados", ha apostillado.

También ha dicho que estamos en una encrucijada histórica, y "si ante lo de París no somos capaces de hacer una Europa como tierra de acogida y abierta", se alimentarán las pesadillas neocoloniales de Europa "que es lo que quiere el fundamentalismo, y por eso hay que derrotarlos con la defensa incondicional de los valores de la paz y la convivencia".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha