Focos

EXCLUSIVA: Los papeles de Naseiro

La caja B y el dinero negro existen en el PP desde que el partido se fundó

eldiario.es ha tenido acceso en exclusiva a la contabilidad secreta que guardó Rosendo Naseiro, tesorero del PP con Manuel Fraga y José María Aznar

Entre 1987 y 1988, el partido mantuvo una cuenta corriente oculta que movió 204 millones de pesetas con ingresos en efectivo y cheques al portador firmados por el entonces secretario general, Arturo García-Tizón

La cuenta 5632-2 del Banco de Fomento es descrita en estos documentos como "confidencial" porque sus movimientos "no aparecen en nuestra contabilidad"

La última cantidad que quedó en esta cuenta oculta –ocho millones de pesetas– coincide con la primera anotación de los papeles de Bárcenas a nombre de R. N., las iniciales de Rosendo Naseiro

DOCUMENTOS | Las pruebas de la contabilidad B

162 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Entradas y salidas de dinero del PP

Entradas y salidas de dinero del PP en la cuenta opaca registrada por Naseiro.

Tanto el juez Pablo Ruz como el fiscal anticorrupción Antonio Romeral dan por hecho en sus autos y escritos de acusación que el Partido Popular manejó una “contabilidad paralela” o caja B al menos entre 1990 y 2008. No fue solo durante esos años, con Luis Bárcenas y Álvaro Lapuerta como tesoreros. eldiario.es ha tenido acceso en exclusiva a una esclarecedora documentación en la que se demuestra que el manejo de dinero negro en el partido que hoy gobierna España existe en la derecha española desde mucho antes: desde los últimos años de Alianza Popular (AP) y la fundación del PP.  

eldiario.es ha tenido acceso a una copiosa documentación que Rosendo Naseiro ha ocultado durante un cuarto de siglo. Naseiro fue el primer tesorero del PP –entre marzo de 1989 y abril de 1990–, y también el protagonista de uno de los grandes escándalos de corrupción en España de la época.

En la documentación que guardaba Naseiro se da detalle y se aportan las pruebas sobre la existencia de una cuenta corriente opaca en el Banco de Fomento a nombre de Acciones y Programas del Partido Unificado de Alianza Popular (PUAP). La cuenta permaneció operativa entre el 12 de marzo de 1987 y el 7 de diciembre de 1988, coincidiendo casi exactamente con los cerca de dos años en los que el presidente del partido conservador fue Antonio Hernández Mancha. 

Junto a la advertencia de “Confidencial”, en la primera de las 53 páginas del documento conservado por Naseiro puede leerse que contiene el “Movimiento de la cuenta corriente que no aparece reflejada en nuestra contabilidad” y la “Documentación que se ha solicitado a la entidad en la que está abierta la cuenta corriente”.

En efectivo y al portador

La cuenta corriente fue abierta el 12 de marzo de 1987 con el número 0014 51 500 05632-2 en la sucursal de la calle Recoletos 22 de Madrid del desaparecido Banco de Fomento SA. En ese año, en junio, se celebraron elecciones municipales y europeas. Quien solicitó la apertura fue Arturo García-Tizón López, secretario general de Alianza Popular durante la presidencia de Hernández Mancha –hoy es presidente de la Diputación de Toledo–. Y en ella dio poderes al gerente de entonces: Juan Ávila González. 

Durante los 21 meses que la cuenta permaneció operativa se realizaron al menos 64 operaciones, según las copias de los extractos y fotocopias de cheques que conservó Rosendo Naseiro. De estas operaciones, 13 fueron ingresos por un importe de 140 millones de pesetas; 51 fueron pagos por una cuantía de 64 millones de pesetas.

De los 140 millones de pesetas ingresados, la mitad, 70,2 millones de pesetas, fueron entregados al banco en “billetes y metálico”, según se desprende de las copias de los extractos. Otros 18 millones de pesetas se consiguieron por “cancelación de pagarés” y 27,2 millones de pesetas más por “cesión de pagarés del Tesoro”. El resto de los ingresos tiene procedencias diversas: desde entregas de la sucursal del Banco de Fomento en Toledo hasta una cantidad, también en efectivo, de 12.470 francos franceses. En ningún papel se hace constar la identidad de quien hace el ingreso.

Los pagos documentados se realizaron todos mediante 51 cheques, de los que únicamente siete son nominativos. Los 44 restantes son “al portador”. Entre estos cheques “al portador” hay uno de 15 millones de pesetas, y otros de 8,1 millones de pesetas, 7 millones de pesetas, 4,1 millones de pesetas, etc., cantidades todas ellas extraordinariamente elevadas para la época y para ser entregadas a cambio de un título que oculta la identidad del destinatario.

El secretario general de Alianza Popular y solicitante de la cuenta, Arturo García-Tizón, firmó 39 de los 51 cheques. Los restantes llevaban la rúbrica autorizada de Juan Ávila González, entonces gerente de AP.

La documentación a la que ha tenido acceso eldiario.es sobre la cuenta opaca de AP en el Banco de Fomento probablemente está incompleta: hay una diferencia entre los ingresos –140 millones de pesetas– y los gastos –64 millones–. La gran mayoría de los cheques siguen una numeración correlativa, pero faltan 27 cheques cuyo total presumiblemente suman 76 millones pero de los que eldiario.es desconoce por ahora el detalle. 

Lo cierto es que en el último cheque 'al portador' de la serie que se firma el 7 de diciembre de 1988, el mismo día en que se clausura la cuenta, la cantidad que se retira es únicamente de 8.108.115 pesetas. Es lo que entonces quedaba en la cuenta opaca de AP. Esa misma cantidad coincide con la primera cifra que aparece en los papeles de Bárcenas en su primer apunte, donde se registra un ingreso de ocho millones de pesetas aportados por R. N., las iniciales de Rosendo Naseiro.

Los papeles de Naseiro   

Tras la breve presidencia de Antonio Hernández Mancha, Manuel Fraga volvió a liderar la derecha española, que dejó de ser AP para refundarse como Partido Popular en un congreso celebrado el 20 de enero de 1989. Con la vuelta de Fraga, Rosendo Naseiro fue nombrado tesorero de la formación y uno de los primeros encargos que recibió fue el de auditar las cuentas de la anterior dirección: averiguar qué había pasado en esa cuenta opaca del Banco de Fomento que no aparecía en la contabilidad oficial. 

Como Naseiro era nuevo en el cargo y no tenía firma autorizada, Begoña Urquijo, vicepresidenta del partido, fue la encargada de solicitar los movimientos al Banco de Fomento. La carta de petición fue escrita el 3 de marzo de 1989 y en ella se exigían fotocopias “del poder que se entregó para la apertura” de la cuenta corriente 5632-2, de las “cartulinas de firmas autorizadas”, de los “comprobantes de ingresos”, de los “talones emitidos” y de los “extractos desde la apertura a la cancelación”.

Pocos días después, el 14 de marzo de 1989, el departamento de 'inspección del Banco de Fomento' envió esta documentación. Rosendo Naseiro fotocopió estos documentos; la copia a la que ahora ha tenido acceso eldiario.es.

Durante los 13 meses que Naseiro permaneció en la tesorería del PP, no perdió oportunidad de guardar todo documento de valor que cayó en sus manos. eldiario.es ha tenido acceso en exclusiva a esa documentación, que publicará al detalle en los próximos días.

Rosendo Naseiro fue el último tesorero de Manuel Fraga y el primero de José María Aznar. Fue detenido el 9 de abril de 1990, acusado de cohecho. El juez ordenó su ingreso en prisión preventiva y durmió en la cárcel durante cinco días. El Tribunal Supremo le exculpó posteriormente por un defecto de forma en la investigación que anuló los pinchazos telefónicos de los principales implicados.

Hernández Mancha: "Que yo sepa, no se repartían cheques"

eldiario.es se ha puesto en contacto con las tres personas que aparecen directamente vinculadas con esta contabilidad opaca de los últimos años de Alianza Popular. Arturo García-Tizón ha aludido al tiempo transcurrido: "Han pasado casi 30 años y no recuerdo cómo se hizo aquello". A la pregunta de si no recuerda que era él quien firmaba los cheques que el PP hacía circular en torno a aquella cuenta, el actual presidente de la Diputación de Toledo afirma: "No recuerdo si firmé o no cheques". 

Antonio Hernández Mancha también ha atendido la llamada de eldiario.es. "Que yo sepa, no se repartían cheques", señala quien lideraba AP en la época a la que hace referencia la documentación desvelada por esta redacción. "Lo único que recuerdo es que yo no tenía ni un duro. Cuando llegamos todavía no se había aprobado la ley de financiación de partidos y mi papel era pactar con los bancos la deuda pendiente para cuando esa ley estuviera en vigor".

Hernández Mancha detiene su relato en los detalles: "Hasta me cortaron los teléfonos, 16 líneas de Génova 13, porque no teníamos dinero para pagar, así que lo que usted me cuenta me suena a chino".

Rosendo Naseiro ha declinado realizar declaraciones y se ha limitado a colgar la llamada de esta redacción.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha