eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El embajador palestino, molesto por las declaraciones de Mas en las que define a Israel como un ejemplo

((Esta noticia corrige la anterior para aclarar que el embajador ha criticado la visita a Jerusalén Este))

- PUBLICIDAD -

El embajador de Palestina en España, Musa Amer Odeh, ha manifestado este miércoles su descontento con la visita de Artur Mas a Jerusalén Este, territorio que los palestinos quieren que sea la capital de su futuro Estado, y ha asegurado que los palestinos están "muy molestos" por las declaraciones del presidente de la Generalitat de Cataluña en las que ha definido a Israel como "un ejemplo a seguir".

Amer ha señalado que, al igual que Palestina "no interviene en asuntos internos de ningún país", el presidente catalán debería haber hecho lo mismo. "Mas dijo que Israel es un ejemplo a seguir, donde se puede aprender. ¿Cómo Israel puede ser un ejemplo si viola el Derecho Internacional y los derechos del pueblo palestino", ha manifestado el embajador durante un encuentro con la prensa en la Embajada.

El embajador también ha denunciado que la visita de Artur Mas a Jerusalén Este, que ha tenido lugar esta semana, haya sido coordinada por la parte israelí y que el presidente catalán "no ha tenido en consideración" al pueblo palestino durante su visita a los territorios ocupados.

"Si Artur Mas hubiera consultado con el consulado español en Israel, no habría hecho así la visita", ha asegurado el embajador. El Consulado español en Jerusalén es el encargado de las relaciones con los palestinos. "Los dirigentes europeos que visitan Jerusalén Este deben hacerlo con la parte palestina, ya que es un territorio ocupado por la fuerza", ha defendido.

Amer ha expresado su decepción por los intereses del presidente de la Generalitat en su visita a Israel y ha advertido de que "las relaciones económicas no lo son todo, también existen los principios".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha