eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El cotejo de una huella ensangrentada permite a la Guardia Civil esclarecer 20 años después un crimen en Zaragoza

Las nuevas pruebas permiten identificar a un amigo de la víctima, cuyo cadáver apareció en 1996 decapitado y con quemaduras

- PUBLICIDAD -
El cotejo de una huella ensangrentada permite a la Guardia Civil esclarecer 20 años después un crimen en Zaragoza

La Guardia Civil y los avances tecnológicos han permitido esclarecer, a dos meses de su prescripción, el asesinato de Eduardo Montori, ocurrido hace 20 años en Ejea de los Caballeros (Zaragoza). El cotejo de una huella ensangrentada ha sido la pista a partir de la cual se ha identificado al autor de este macabro crimen: se trata de P.M.C.L., español de 43 años y amigo de la víctima, cuyo cadáver fue hallado decapitado y con quemaduras.

El Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Ejea de los Caballeros llevaron a cabo diversas gestiones sobre este suceso, colaborando para ello con el servicio de Criminalística del Instituto Armado de Madrid, donde analizaron las evidencias halladas el 15 de septiembre de 1996, cuando se encontró el cadáver de Manuel Montori.

El nuevo análisis de las pruebas se llevó a cabo tras recibir la petición el pasado mes de abril desde los titulares de los Juzgados de Ejea de los Caballeros, que se encargan de revisar todos los casos que están a punto de prescribir.

Fue así como se realizó un nuevo cotejo de una huella ensangrentada localizada en el dormitorio de la víctima, de 34 años. Esta huella en su día no dio resultado positivo, según ha informado la Guardia Civil, pero a día de hoy, con los avances tecnológicos con los que cuenta esta Institución, sí han arrojado "un resultado positivo y concluyente determinando la plena identificación del presunto autor material del asesinato".

El cadáver presentaba signos de violencia, ya que apareció decapitado, con heridas punzantes en el tórax y quemaduras en varias partes del cuerpo.

RELACIONADO CON DROGAS

La Guardia Civil inició entonces una investigación para localizar al autor de este crimen y se practicaron un total de seis detenciones del entorno de la víctima que estaban relacionados con el tráfico de drogas, por lo que los investigadores adujeron que este podría haber sido el móvil del asesinato.

Finalmente tres de ellos fueron detenidos como presuntos autores de un delito de asesinato, siendo los principales sospechosos de cometer el crimen. Uno de ellos fue P.M.C.L, quien todo este tiempo ha guardado silencio sobre el crimen al no hallarse ninguna prueba concluyente, y que ya permanecía en prisión cumpliendo condena por otros hechos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha