eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El estadounidense Kenneth Bae cumple dos años preso en Corea del Norte

- PUBLICIDAD -
El estadounidense Kenneth Bae cumple dos años preso en Corea del Norte

El estadounidense Kenneth Bae cumple dos años preso en Corea del Norte

El misionero estadounidense Kenneth Bae, condenado a trabajos forzados en Corea del Norte, cumple hoy dos años encerrado en el país comunista sin signos que apunten a una liberación a corto plazo.

El misionero protestante, de 46 años y origen surcoreano, fue detenido el 3 de noviembre de 2012 mientras llevaba a cabo labores de divulgación religiosa aunque el régimen norcoreano le condenó por un delito tipificado como "intento de derrocar al régimen".

A día de hoy, Bae es el estadounidense que más tiempo ha permanecido retenido en Corea del Norte en las últimas décadas.

EEUU reiteró a finales de octubre su solicitud al régimen de Kim Jong-un de que libere por motivos humanitarios tanto a Kenneth Bae como a Matthew Miller, el segundo estadounidense retenido en el país a fecha de hoy.

Corea del Norte puso en libertad el pasado 21 de octubre a otro ciudadano de EEUU, Jeffrey Fowle, y alegó que la acción respondía a las "reiteradas peticiones" del presidente Barack Obama.

Corea del Norte ha sugerido que para la liberación del misionero serían necesarios movimientos más activos por parte de EEUU, como pedir disculpas o mandar a un enviado importante a Pyongyang.

De hecho el propio Bae ha pedido desde territorio norcoreano en varias ocasiones a EEUU que lleve a cabo acciones para conseguir su libertad, la última de ellas el pasado septiembre en una entrevista en exclusiva con la cadena CNN en Pyongyang.

Sin embargo, el secretario de Estado de Washington, John Kerry, descartó hace dos semanas pedir disculpas para liberar a los dos estadounidenses que siguen retenidos y también desechó la posibilidad de viajar personalmente al país asiático en un futuro cercano para traer de vuelta a Bae y a Miller.

Kenneth Bae, que regentaba un negocio como touroperador en la región fronteriza de China con Corea del Norte, fue sentenciado a 15 años de trabajos forzados por violar el artículo 60 de la Constitución del país, lo que implica cometer un delito con el objetivo "de derrocar al régimen".

Se cree que durante un viaje a la zona económica especial de Rason (noreste) Bae trató de divulgar el cristianismo, algo fuertemente perseguido por las autoridades de este Estado totalitario a pesar de que su Constitución garantiza en teoría la libertad de culto.

En el verano de 2013 el misionero llegó a estar ingresado en un hospital de Pyongyang al encontrarse en mal estado, ya que arrastra problemas crónicos de salud, pero posteriormente regresó al campo de trabajo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha