eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los líderes europeos discuten este jueves la lucha antiterrorista y la situación en Grecia y Ucrania

Reclamarán un registro de datos de pasajeros aéreos y controles sistemáticos en las fronteras exteriores

- PUBLICIDAD -

Los jefes de Estado y de Gobierno de los 28 aprobarán en la reunión informal que celebran este jueves una hoja de ruta para reforzar la lucha contra el terrorismo a nivel de la UE tras los atentados de enero en París, que incluye como principales medidas un registro europeo de datos de los pasajeros aéreos (PNR, por sus siglas en inglés) y controles sistemáticos en las fronteras exteriores del espacio Schengen.

Los líderes europeos discutirán también la situación en Ucrania y las relaciones con Rusia y "considerarán las medidas apropiadas", en particular por lo que se refiere a las sanciones económicas contra Moscú, a la luz de los resultados de la cumbre de paz de Minsk (Bielorrusia), según ha escrito el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, en su carta de invitación a los jefes de Estado y de Gobierno.

Para ello, Tusk ha invitado al presidente ucraniano, Petro Poroshenko. También la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, François Hollande, informarán sobre su reunión en Minsk con Poroshenko y el presidente ruso, Vladimir Putin.

Finalmente, el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, informará a los líderes europeos sobre los "aspectos de procedimiento" de las negociaciones con el nuevo Gobierno griego de Syriza sobre el rescate y la deuda.

Y se espera que el primer ministro heleno, Alexis Tsipras, que participa por primera vez en el Consejo Europeo, presente a sus socios su plan de reformas. Pero Tusk quiere evitar un debate sobre Grecia durante la cumbre porque considera que esta cuestión debe resolverse en el Eurogrupo, que tiene otra reunión el 16 de febrero, según han informado fuentes diplomáticas.

El encuentro informal de este jueves se había convocado originalmente para discutir qué medidas deben adoptarse para fortalecer la unión económica y monetaria y corregir los problemas evidenciados por la crisis. Para ello se había encargado a los cuatro presidentes -el de la Comisión, Jean-Claude Juncker; el del Consejo Europeo, el del Eurogrupo y el del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi- que presentaran un informe preliminar.

Sin embargo, los atentados de París, el agravamiento del conflicto en el este de Ucrania y la victoria de Syriza en las elecciones griegas se han impuesto en la agenda y han desplazado esta cuestión, que se saldará con una intervención oral de Juncker y un aplazamiento hasta junio, según las fuentes consultadas.

REFORMAR SCHENGEN O NO

La cumbre comenzará a las 13:00 de la tarde con la tradicional reunión con el presidente de la Eurocámara, el socialista Martin Schulz, durante la que los líderes europeos volverán a pedirle que impulse el registro de datos de los pasajeros aéreos, que hasta ahora estaba bloqueado en el Parlamento. La novedad en esta ocasión es que los eurodiputados se han comprometido, en una resolución aprobada este miércoles, a aprobar el PNR europeo de aquí a finales de año.

Los líderes europeos y también la Comisión consideran que se trata de una herramienta imprescindible para detectar los movimientos de los yihadistas europeos que viajan a Irak y Siria a combatir y pretenden regresar a cometer atentados en Europa. Los Gobiernos creen que, para acelerar el proceso, no es necesario que Bruselas presente una nueva propuesta legislativa, pero están dispuestos a aceptar enmiendas parlamentarias para reforzar la protección de datos.

El PNR es una de las principales medidas de la hoja de ruta para reforzar la lucha contra el terrorismo, que consta de tres ejes: reforzar la seguridad de los ciudadanos, prevenir la radicalización y aumentar la cooperación con países terceros como Turquía.

Por lo que se refiere al refuerzo de la seguridad, los líderes europeos plantean además reformar el código de fronteras Schengen con el fin de introducir controles sistemáticos a todos los ciudadanos de la UE en las fronteras exteriores, algo que no permite la legislación actual.

"La inacción sería un riesgo porque eso impulsaría el miedo de que por culpa de Schengen la seguridad de los ciudadanos está en riesgo", apuntan fuentes diplomáticas. Pero esta petición de reforma choca con la oposición de la Comisión Europea.

"Antes de reflexionar sobre las mejoras que pueden realizarse en el código de fronteras Schengen, la primera etapa debe ser explotar al máximo las posibilidades y las flexibilidades que existen en las reglas actuales, como por ejemplo la posibilidad de reintroducir de forma enmarcada y limitada en el tiempo los controles en las fronteras interiores", ha dicho en el Parlamento el vicepresidente de la Comisión, Frans Timmermans.

"Preferimos actuar rápidamente sobre la base de las reglas existentes, que lo permiten, que perdernos en un proceso legislativo que durará años con un resultado incierto", ha resaltado.

INTERCAMBIO DE DATOS

Los líderes europeos acordarán además reforzar la cooperación y el intercambio de datos entre los servicios de seguridad y de inteligencia, pero sin crear nuevas estructuras, como una unidad antiterrorista dentro de Europol, como ha planteado la Eurocámara.

También apostarán por nuevas medidas para combatir el tráfico de armas y la financiación del terrorismo, en particular para congelar activos y seguir los flujos financieros. Por lo que se refiere a la lucha contra la radicalización, la prioridad es detectar y eliminar los contenidos en Internet que promuevan el terrorismo, aumentando la cooperación con el sector privado.

Está previsto que la cumbre informal concluya a las 20:00 horas, aunque podría alargarse dependiendo de los debates sobre Ucrania y Grecia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha