eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El expresidente Fujimori regresa a su celda tras sufrir problemas cardíacos

- PUBLICIDAD -

El expresidente peruano Alberto Fujimori fue estabilizado en una clínica particular de los problemas cardíacos que presentó este sábado y retornó hoy a su celda en la prisión donde cumple una sentencia de 25 años de cárcel por delitos de lesa humanidad y corrupción.

El médico de Fujimori, Alejandro Aguinaga, confirmó al Canal N el retorno del exmandatario a la cárcel en la Dirección de Operaciones Especiales (Diroes) de la Policía en el distrito de Ate.

"En estos momentos está retornando a la Diroes. Ayer tuvo complicaciones que hicieron que fuera evacuado a la clínica en un patrullero, estuvo en UCI (Unidad de Cuidados Intensivos), recibió el tratamiento adecuado, felizmente ya hacia horas de la noche estaba estabilizado", relató Aguinaga.

El galeno remarcó que Fujimori, de 79 años, es una persona mayor con una serie de enfermedades, que "lo único que hacen es comprometer día a día su salud".

No obstante, Aguinaga indicó que, por ahora, no hay intención de sus hijos de pedir una nueva solicitud de indulto porque no quieren jugar con las expectativas de su padre.

Este sábado, el hijo menor del exmandatario, el legislador Kenji Fujimori, informó, a través de Twitter, que su padre había sido internado por signos de fibrilación auricular paroxística, que provocaba que su corazón latiera en forma desordenada.

El pasado 28 de agosto, el exgobernante fue igualmente internado en la clínica Centenario por una arritmia cardíaca y regresó a su celda tres días después.

El miércoles último, Fujimori escribió en su cuenta en Twitter que tuvo miedo de morir en su paso por la unidad de cuidados intensivos (UCI), sin antes haber unido "un poco más" a sus hijos.

"Viví dos días de zozobra y reconozco que sentí miedo, pero no a la muerte, sino a dejar pendientes, como los planes de pasear por el parque con los nietos y unir un poco más a mis hijos", escribió Fujimori.

Tanto su hija Keiko Fujimori, líder del partido fujimorista Fuerza Popular, como su hijo Kenji, el congresista más votado en las dos últimas elecciones, mantienen diferencias acrecentadas en los últimos meses sobre las líneas ideológicas de la formación política y los caminos para lograr la liberación de su padre.

Mientras Keiko prefiere liberar a su padre mediante la nulidad de la sentencia que lo condenó a 25 años de prisión por violaciones a los derechos humanos, Kenji prefiere abogar por el indulto presidencial o por una ley que permita a su padre cumplir la pena bajo arresto domiciliario.

Fujimori, que gobernó Perú entre 1990 y 2000, es trasladado regularmente a clínicas de Lima para el tratamiento de los problemas gastrointestinales y de hipertensión que sufre de manera crónica, además de unas lesiones en la lengua, conocidas como leucoplasia, de las que ha sido operado hasta en cinco ocasiones.

Esto ha llevado a sus familiares y seguidores a solicitar que el indulto humanitario, un beneficio que en 2013 le fue negado por el mandatario peruano, Ollanta Humala.

El expresidente fue condenado en 2009 a 25 años de prisión por delitos de lesa humanidad y corrupción, entre ellos las matanzas de Barrios Altos y La Cantuta, donde murieron 25 personas a cargo del grupo militar encubierto Colina, y los secuestros de un periodista y un empresario tras su "autogolpe" de Estado cometido en 1992.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha