eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El fiscal dice que ETA atentó en Burgos por odio a la Guardia Civil y pudo matar a niños

- PUBLICIDAD -
El fiscal dice que ETA atentó en Burgos por odio a la Guardia Civil y pudo matar a niños

El fiscal dice que ETA atentó en Burgos por odio a la Guardia Civil y pudo matar a niños

El fiscal ha pedido hoy que el exjefe del aparato militar de ETA Mikel de Karikoitz Carrera Sarobe sea condenado a 3.860 años de cárcel por ordenar el atentado cometido en 2009 contra la casa cuartel de la Guardia Civil de Burgos por el "odio" etarra a este Cuerpo y en el que pudieron morir muchos niños.

La Audiencia Nacional ha dejado hoy visto para sentencia el juicio en el que el acusado se ha negado a declarar y en el que han solicitado la misma pena la Asociación Víctimas del Terrorismo y la Asociación Unificada de Guardias Civiles.

Mikel de Karikoitz Carrera Sarobe alias Ata se enfrenta a dicha pena de cárcel por ordenar el atentado con furgoneta bomba en la casa cuartel de la Guardia Civil de Burgos cometido en la madrugada del 29 de julio de 2009, que causó 160 heridos, de ellos 25 niños, aunque en el momento de la acción terrorista había 41 menores en las instalaciones.

Por este atentado ya fueron condenados a 3.860 años de cárcel a los integrantes del comando Otazua Íñigo Zapirain Romano, su compañera sentimental, Beatriz Etxebarría Caballero y Daniel Pastor Alonso.

El fiscal ha recordado que los terroristas "pusieron en peligro a niños" y actuaron por un "odio a la Guardia Civil persistente y acentuado" y ha mantenido que el acusado fue el que dio las instrucciones y facilitó en Francia al comando la furgoneta bomba con 700 kilos de explosivos.

La abogada del Estado, que pide indemnizaciones para el Ministerio del Interior y para el Consorcio de Compensación de Seguros por los daños causados, ha subrayado que en el momento del atentado Ata era responsable del aparato militar de ETA, según acreditaron en el juicio los guardias civiles que elaboraron el informe de inteligencia.

El letrado de la acusación particular ejercida por varios afectados ha comentado que fue "un brutal atentado que causó 160 víctimas, de ellas 25 niños".

Ha abundado en que "trataron de causar el mayor número de víctimas posibles y por eso colocaron la furgoneta bomba no junto a unas oficinas sino junto a las viviendas ya que había una orden de la cúpula de ETA de atentar contra casas cuartel donde viven las familias de los guardias civiles".

Por otra parte ha relatado que además de las secuelas físicas a muchos de los guardias civiles afectados les ha quedado otras psicológicas que les está obligando a estar de baja incluso hasta tres años.

El abogado de la Asociación Víctimas del Terrorismo ha estimado que el tribunal debe valorar el silencio del acusado para robustecer las pruebas contra él mientras que el representante de la Asociación Unificada de Guardias Civiles se ha sumado a lo dicho por el resto de acusaciones y ha agradecido la labor del Ministerio Fiscal en esta causa.

La abogada defensora ha pedido la absolución de Ata al estimar que las únicas pruebas contra él son las declaraciones al ser detenidos de dos miembros del comando, Íñigo Zapirain y Beatriz Etxebarría, que según ha alegado dijeron que el acusado les ordenó la acción porque la Guardia Civil les obligó con torturas y amenazas.

Ata ha sido ya condenado a sendas cadenas perpetuas en Francia por los asesinatos de dos guardias civiles -Fernando Trapero y Raúl Centeno- en Capbreton y del policía francés Jean-Serge Nérin, considerada la última víctima mortal de ETA, y el juicio celebrado en la Audiencia Nacional es el único al que se somete en España antes de ser devuelto al país galo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha