eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El fiscal pide hasta 7 años para los acusados del caso ITV por fraude en la venta de Sony

- PUBLICIDAD -
El fiscal pide hasta 7 años para los acusados del caso ITV por fraude en la venta de Sony

El fiscal pide hasta 7 años para los acusados del caso ITV por fraude en la venta de Sony

El fiscal pide hasta 7 años y medio de cárcel para algunos de los imputados en la trama de las ITV que están acusados en la pieza separada sobre el fraude fiscal en la venta de una planta de Sony en Cataluña, caso en el que el exdiputado de CiU Oriol Pujol está pendiente de ir a juicio.

En su escrito de acusación, al que ha tenido acceso Efe, el fiscal pide 7 años y medio para Sergi Alsina -amigo íntimo de Oriol Pujol-; 5 años y medio para el empresario Sergio Pastor, ambos acusados en la pieza principal porque derivaron las comisiones por la venta de la planta de Sony en Viladecavalls (Barcelona) a sociedades suyas para no tributar por el IRPF, como correspondía, y hacerlo a través del impuesto de sociedades, notablemente inferior.

Por utilizar el mismo método, el fiscal también pide 5 años y medio de cárcel para el expresidente de Sony en España Pedro Navarrete y un año y medio para el abogado Tomás Fornesa, hijo del expresidente de La Caixa Ricard Fornesa.

Según sostiene el ministerio público, en la venta en enero de 2011 de la planta de Sony en Viladecavalls (Barcelona) a Ficosa Internacional, Navarrete, a instancias de su amigo íntimo Sergio Pastor, contrató como asesor a Sergi Alsina a cambio de que éste le retribuyera con parte de la remuneración que recibiera de la compradora.

Tras la venta de la planta, Ficosa pagó 2 millones de euros como honorarios a Alta Parners -cuyo administrador era el acusado Sergi Alsina- por sus labores de asesoramiento y mediación, de forma que éste pagó 1,1 millones a Sergio Pastor, que a su vez retribuyó con 554.600 euros a Navarrete.

No obstante, los pagos entre ellos se efectuaron a través de sociedades que controlaban para no tener que tributar el IRPF, como correspondía, y hacerlo por el impuesto de sociedades.

Según el fiscal, para "ocultar la realidad de la cantidad percibida", Alsina -que afronta una petición de 6 años y 2 meses en la pieza principal del caso de las ITV- y Pastor -1 año- se pusieron de acuerdo y, "con evidente ánimo de lucro", simularon una factura de Molkolan -sociedad controlada por Pastor- a Alta Parners -dominada por Alsina- por valor de 1,1 millones de euros por conceptos inexistentes.

Además, para "revestir de legalidad" el pago de 554.600 euros efectuado por Sergio Pastor a Navarrete, utilizaron la sociedad Landiron, controlada por el expresidente de Sony en España y su esposa, María Jesús Muro, también acusada.

En concreto, Muro, que afronta una petición de 4 años y medio de cárcel, elaboró trece facturas falsas a nombre de Landiron, para aparentar la prestación de servicios a Molkolan, que no responden a servicios realmente ofrecidos, según el fiscal.

Según sostiene el fiscal, Pastor defraudó a Hacienda 233.378 euros, mientras que Navarrete cometió un fraude de 131.710 euros.

Por su parte, Sergi Alsina defraudó, según el fiscal, un total de 890.335 euros entre 2010 y 2012 a través de la sociedad Bersenat, que controlaba junto a su esposa, Natalia Hernández, que afronta una petición de un año y medio de cárcel.

En esta pieza separada también está acusado el abogado Tomás Fornesa Rebés, hijo del expresidente de La Caixa Ricard Fornesa, que afronta una petición fiscal de un año y medio de cárcel.

El fiscal atribuye a los acusados los delitos contra la Hacienda Pública y falsedad continuada en documento mercantil y también solicita que se les impongan multas que, en su conjunto, suman 3,7 millones de euros: 1,8 para Alsina; 500.000 para Pastor; 600.000 para Fornesa; 300.000 para su esposa; 260.000 para Navarrete y 260.000 para su esposa.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha