eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El gasto militar mundial subió un 0,4 % en 2016 respecto al año anterior

- PUBLICIDAD -
El gasto militar mundial subió un 0,4 % en 2016 respecto al año anterior

El gasto militar mundial subió un 0,4 % en 2016 respecto al año anterior

El gasto militar mundial ascendió en 2016 a 1,69 billones de dólares (1,57 billones de euros), un 0,4 % más en términos reales respecto al año anterior, según un informe difundido hoy por el Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI).

El incremento estuvo impulsado por el aumento del gasto en Europa y en Estados Unidos, que mantiene su indiscutible posición hegemónica con un 36 % de la inversión total, casi el triple que China y nueve veces más que Rusia, los siguiente países en la tabla.

El gasto mundial, que mantiene la tendencia de la ligera subida registrada en 2015, supone el 2,2 % del Producto Interior Bruto (PIB) mundial, según el SIPRI, que resalta que los 15 principales países inversores en armamento acapararon el 81 % del total.

Tras cinco años seguidos de reducciones por la crisis económica y la retirada de tropas en Afganistán e Irak, Estados Unidos subió su inversión en armas un 1,7 % en 2016 hasta 611.000 millones (569.000 millones de euros), debido a las reformas legales que permitieron atenuar los límites presupuestarios impuestos en 2011.

La inversión militar estadounidense se sitúa no obstante todavía un 20 % por debajo del nivel máximo alcanzado en 2010.

China gastó unos 215.000 millones de dólares (200.000 millones de euros) en armamento el año pasado, según estimaciones del SIPRI, y fue el país que registró un aumento relativo mayor en la última década, con una subida del 118 %; por delante de Rusia, con el 87 % y que arrebata la tercera plaza a Arabia Saudí.

La subida del 5,9 % interanual registrada en la inversión rusa obedece a la decisión adoptada por Moscú a finales de año de hacer un pago de casi 12.000 millones (11.178 millones de euros) de la deuda contraída con los productores de armas nacionales, ya que de lo contrario su gasto habría caído un 12 % interanual.

Arabia Saudí fue el exportador de petróleo que más redujo su gasto militar el año pasado, en casi 26.000 millones (24.033 millones de euros, un 30 % menos), aunque por debajo en porcentaje de Venezuela (56 %) o Irak (36 %), por ejemplo.

India, que sube dos plazas gracias a su mayor inversión en siete años; Francia, Reino Unido, Japón, Alemania y Corea del Sur completan por ese orden la lista de los diez primeros.

La inversión militar en Europa, el 20 % del total mundial con cuatro países entre los diez primeros, subió un 2,8 % el año pasado.

Pero mientras ni Francia ni Reino Unido lograron los planeados aumentos anunciados un año atrás, Alemania e Italia gastaron un 2,9 % y un 11 % más, respectivamente.

Los incrementos relativos más destacables se produjeron en países como Letonia (44 %) y Lituania (35 %), lo que sugiere "que persiste la percepción de una mayor amenaza de Rusia debido a la crisis en Ucrania", según el informe.

En América el gasto subió un 0,8 %, aunque mientras en las regiones centro y sur cayó un 9,1 y un 7,5 %, respectivamente, en Norteamérica -que acapara el 90 % del total- subió un 1,7 %.

Tras alcanzar su punto máximo en 2013, la inversión militar en Sudamérica continúa a la baja por el ambiente de seguridad benigno, los problemas económicos en Brasil y el "profundo impacto" de la caída de los precios del petróleo en los países exportadores.

Solo la reducción del gasto en Venezuela supuso el 68 % de la caída en la región, y en Ecuador y en Perú hubo bajadas del 13 % y del 20 %, respectivamente.

Brasil, principal inversor regional y que bajó del puesto 12 al 13 a nivel mundial, no ha conseguido revertir la recesión económica, lo que explica la caída del 7,2 % en su presupuesto militar.

Frente a la tendencia descendente contrastaron los casos de Argentina y de Colombia, con subidas del 12 % y del 8,8 %.

La caída en Centroamérica y el Caribe estuvo impulsada por México, que acapara el 77 % del gasto regional y que tras los aumentos continuados desde 2004, registró la primera reducción (11 %) por el bajo precio del petróleo y los recortes presupuestarios.

En Asia y Oceanía el gasto militar aumentó un 4,6 %, debido a tensiones regionales como las de la zona sur del mar de China; y en África bajó un 1,3 %, destacó el SIPRI, que no ha publicado esta vez estimaciones sobre Oriente Medio debido a la falta de datos sobre Líbano, Siria, Qatar y Emiratos Árabes Unidos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha