eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El partido islamista marroquí inicia campaña subrayando su papel en estabilidad

- PUBLICIDAD -
El partido islamista marroquí inicia campaña subrayando su papel en estabilidad

El partido islamista marroquí inicia campaña subrayando su papel en estabilidad

El Partido Justicia y Desarrollo (PJD, islamista) comenzó hoy en Rabat su campaña electoral para los comicios legislativos del 7 de octubre subrayando el papel que han tenido en la estabilidad del país en una época muy convulsa en el mundo árabe.

En un polideportivo abarrotado de las afueras de la capital (los organizadores dijeron que reunieron a 20.000 simpatizantes), el PJD presentó a sus candidatos para esa cita electoral y defendió su paso por el gobierno en los últimos cinco años.

La estrella del mitin fue el secretario general y presidente del gobierno saliente, Abdelilah Benkirán, un político con un carisma único entre la clase política marroquí que arrancó los aplausos y las carcajadas del público en varias ocasiones, llegando a preguntarse en tono jocoso cómo es posible que siga siendo popular tras cinco años en el gobierno.

Benkirán subrayó que la monarquía marroquí "es la garantía de estabilidad en el país", pero añadió que su partido también ha contribuido a esa estabilidad, particularmente cuando en 2011, en plena primavera árabe, optó por apartarse de las manifestaciones callejeras.

Sobre su paso por el gobierno, Benkirán no eludió los temas más impopulares, como la retirada a la subvención a los combustibles o la reforma del sistema de pensiones, pero reivindicó la necesidad de esas medidas para sanear las cajas del Estado y proseguir con las reformas, principalmente las de contenido social como las ayudas a las viudas o a los estudiantes.

Benkirán subrayó en su discurso la limpieza y honradez de su partido y su cercanía con la gente de a pie, algo que -dijo- lo distingue del resto de la clase política marroquí, una clase que en comparación con ellos "no merece la confianza del pueblo".

No hubo menciones al islam ni al islamismo, ni tampoco a cuestiones morales que tantas polémicas le han causado en su paso por el gobierno, y ello pese a que todos los demás partidos lo atacan precisamente por su carácter religioso y su supuesta intención de "reislamizar" a la sociedad.

El líder islamista recordó también toda la historia de su partido, que ha ido "de victoria en victoria" desde su primera entrada en el parlamento con solo 9 escaños hasta conseguir los 107 de la actualidad, y se mostró seguro de que también ahora ganarán, aunque para ello pidió a sus simpatizantes acudir a votar "sin miedo".

A su principal rival, el Partido Autenticidad y Modernidad (PAM), que se presenta como ferozmente anti islamista, Benkirán ni siquiera lo mencionó, aunque lanzó varias alusiones contra ellos poniendo en duda su arraigo popular y la fidelidad real de sus votantes.

Uno de los mensajes más elocuentes del mitin de hoy fue el de su propia organización: con autobuses, camionetas y coches llegados desde todos los rincones de Marruecos, un servicio de orden propio, un canal de televisión que retransmitió todo en directo y una cuidada puesta en escena, el PJD demostró así su gran distancia con el resto de los partidos políticos en liza.

El próximo 7 de octubre las elecciones servirán para renovar los 395 escaños de la Cámara de Representantes; aunque los sondeos electorales han sido prohibidos, todos los observadores indican que el PJD y el PAM se van a disputar la victoria, aunque necesiten para ello aliarse con otros partidos.

Según la constitución de 2011, el rey Mohamed VI debe encargar la formación de gobierno a la lista más votada, por lo que el gran interrogante electoral se sitúa precisamente ahí.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha