eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La presidencia de la FEMP puede pasar a la izquierda si esta pacta para desbancar al PP de alcaldías importantes

La presidencia de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) puede pasar del PP a la izquierda si en los próximos días se confirman los pactos entre el PSOE y otras candidaturas, como las vinculadas a Podemos e IU, que den las alcaldías a estas fuerzas, a pesar de que los 'populares' ganaron en votos y en concejales las municipales del pasado domingo.

- PUBLICIDAD -
La presidencia de la FEMP puede pasar a la izquierda si esta pacta para desbancar al PP de alcaldías importantes

La nueva dirección de la FEMP se elegirá en septiembre, el día 19. El alcalde en funciones de Vigo y vicepresidente de la Federación, el socialista Abel Caballero, anvazó ayer que quiere ser presidente después de lograr mayoría absoluta en las elecciones del domingo, el mejor resultado municipal del PSOE en todo el país.

El descalabro electoral del PP este domingo puede sumar otro fracaso si también pierde la dirección de este organismo, que representa a las entidades locales en sus relaciones con el Estado y otras instituciones. Cuenta hoy con 7.323 miembros: 7.273 municipios, 38 diputaciones provinciales, una diputación foral (Álava), los cuatro consells insulares baleares y los siete cabildos canarios, aunque el censo del Pleno de septiembre no está cerrado.

VOTOS FEMP, NO VOTOS CIUDADANOS

El PP fue el partido mayoritario el pasado domingo en las urnas, pero los que eligen al presidente de la FEMP en el Pleno son los alcaldes y estos van pasar a la izquierda en ciudades relevantes, aunque en municipios medios y pequeños el PP gobernará el PP.

Cada alcalde, además, representa a un número de votos en el Pleno según la población de su municipio. La dos grandes ciudades, Madrid y Barcelona, tienen el máximo de votos previsto para un delegado, cien cada una. Ambas van a estar gobernadas por nuevas formaciones de izquierda: Barcelona en Común y Ahora Madrid.

Para ser presidente de la Federación, Abel Caballero deberá encabezar una candidatura cerrada, en la que puede incluir a miembros de otras formaciones, y asegurarse que tiene el respaldo de la mayoría de votos del Pleno, al que acuden los alcaldes.

Si el PP presenta otra lista y no hay acuerdo entre ambas partes, la presidencia y la vicepresidencia segunda de la FEMP corresponderán a la lista más votada y la vicepresidencia primera, a la otra. Es lo que ha ocurrido en esta legislatura: Caballero (PSOE) ha sido vicepresicente de una Federación presidida por el PP, primero con Ignacio Zoido (Sevilla) y luego con Íñigo de la Serna (Santander).

Caballero tendrá que contar primero con el apoyo de su propio partido, el PSOE, pero también con el respaldo de esas otras nuevas formaciones que van a gobernar grandes ciudades y que también podrían querer lanzar su candidatura. También necesitará a los partidos nacionalistas, con implantación en el País Vasco, Cataluña y Canarias.

Los partidos eligen para el puesto a alcaldes con mayorías absolutas, que no pueden ser destituidos a mitad de legislatura (es el caso de Caballero), y hasta el momento han procedido de ciudades distintas: Málaga, Zaragoza, Valladolid, Palencia, Getafe, Sevilla, La Coruña o Valencia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha