eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El debate soberanista ha generado entidades civiles contra la independencia

- PUBLICIDAD -
El debate soberanista ha generado entidades civiles contra la independencia

El debate soberanista ha generado entidades civiles contra la independencia

El debate soberanista en Cataluña ha propiciado en los últimos dos años, en contraposición a la movilización de las entidades independentistas, la aparición de asociaciones civiles, como Sociedad Civil Catalana, y también empresariales, a favor de la permanencia de Cataluña en España.

Sociedad Civil Catalana (SCC), que hace un año, en la Diada de 2014, convocó a miles de personas en un acto contra la independencia en Tarragona, ha sido la entidad que más visibilidad ha tenido desde su presentación en sociedad en el día de Sant Jordi de 2014.

Presidida por Josep Manuel Bosch y nacida como una plataforma transversal que incluye diferentes sensibilidades, como la de su portavoz Joaquim Coll, procedente de la corriente Federalistes d'Esquerres, la entidad ha mantenido una activa agenda que ha combinado movilizaciones como la citada de la Diada con actos el Día de la Hispanidad y debates con intelectuales.

El rechazo a la independencia es el sustrato que une a esta plataforma, que con el lema "Junts i millor" (Juntos y mejor) ha lanzado estos días una campaña informativa para denunciar la "manipulación política de la historia" en la Diada, así como el "fraude democrático" de las elecciones del 27S.

La entidad civil, que a diferencia de la independentista Asamblea Nacional Catalana u Òmnium Cultural no concurrirá en ninguna lista política, redoblará en la campaña electoral un llamamiento a la participación, al entender que será necesario alcanzar entre un 70 % y un 75 % para frenar la opción secesionista.

En septiembre de 2013, aún reciente el impacto de la primera gran movilización independentista de la Diada de 2012, se presentó en Barcelona la plataforma Federalistes d'Esquerres (Federalistas de Izquierdas), con el objetivo de reivindicar la vía federalista en España desde la sociedad civil catalana.

El nacimiento de esta plataforma era fruto del manifiesto "Llamamiento a la Cataluña Federalista y de Izquierdas" lanzado tras la Diada de 2012, en el que un centenar de profesionales catalanes evidenciaron su preocupación por la "salida en falso" del proceso soberanista.

Si SCC nació como una respuesta al independentismo desde Cataluña, en julio de 2014 se presentaba en Madrid "Libres e Iguales", una asociación promovida por políticos, periodistas, sindicalistas y personalidades de diversos ámbitos.

Esta entidad, integrada entre otros por periodistas como Arcadi Espada, escritores como Mario Vargas Llosa y políticos como la diputada del PP Cayetana Álvarez de Toledo, rechaza una consulta soberanista o una reforma de la Constitución porque consideran que "el nacionalismo no quiere ser encajado".

Constituida en septiembre de 2014 en Barcelona, la entidad privada Tercera Vía nació como asociación a favor del diálogo para desbloquear la relación institucional y política de Cataluña con el resto de España.

Tercera Vía, presidida por Mario Romeo y que ha apostado por su implantación en todo el territorio español, se presentó recientemente en Madrid en un acto que contó con la presencia del líder del PSOE, Pedro Sánchez y de tres exlíderes de esta formación, así como del exvicepresidente del Tribunal Constitucional Eugeni Gay; el expresidente del Consejo de Estado Francisco Rubio y el catedrático Francesc de Carreras.

En medio del debate soberanista también han surgido opciones desde el mundo empresarial, la más visible de ellas la entidad Empresaris de Catalunya, creada a principios del año pasado.

Empresaris de Catalunya, liderada por el empresario Josep Bou, mantiene que si Cataluña se independiza algún día de España como mínimo verá reducido su PIB en un 11%, habría deslocalizaciones y el paro superaría el 30%.

Asimismo, esta entidad ha manifestado que en Cataluña hay muchos empresarios que no se han atrevido por temor a pronunciarse explícitamente en su rechazo al independentismo, una opinión que ha flotado en los últimos tres años sobre el debate soberanista.

Sin embargo, en los últimos días se han pronunciado públicamente el presidente de la patronal Foment, Joaquim Gay de Montellà, advirtiendo sobre los peligros económicos que podría comportar una secesión de Cataluña, así como de los presidentes de la patronal Fomento, Joan Rosell, y de la Cámara de Comercio de España, Josep Luís Bonet, ambos catalanes, partidarios del diálogo y contrarios a la independencia.

La última de las asociaciones aparecidas en contra de la independencia es Catalans pel Seny (Catalanes por el sentido común), una plataforma de profesionales de diferentes ámbitos que, en línea con el programa de Unió Democràtica en esta campaña, está a favor del diálogo pactado y son contrarios a una secesión.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha