eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La vigilancia evitó que 1.700 inmigrantes se jugaran la vida en el mar

- PUBLICIDAD -
La vigilancia evitó que 1.700 inmigrantes se jugaran la vida en el mar

La vigilancia evitó que 1.700 inmigrantes se jugaran la vida en el mar

El verano es la época en la que más inmigrantes tratan de alcanzar las costas españolas, motivo por el que se pone en marcha la operación Índalo, que este año ha concluido con 3.248 inmigrantes interceptados, de los que 1.700 no llegaron a partir de Marruecos y Argelia y por lo tanto no se jugaron la vida.

La operación Índalo, que este año cumple su novena edición, supone un refuerzo de los medios con los que habitualmente cuenta la Guardia Civil para vigilar las costas por parte de la Agencia Europea de Fronteras (Frontex), con el objetivo fundamental de evitar la entrada de inmigrantes ilegales en Europa.

Desde mayo hasta octubre se han sumado a los efectivos del instituto armado español un buque oceánico de Francia, cinco aviones de Italia, Eslovaquia, Finlandia, Luxemburgo, Portugal, Luxemburgo e Islandia. Este último país también ha aportado un buque oceánico.

A estos medios se suma personal del Cuerpo Nacional de Policía y de las policías de Francia, Bélgica, Portugal, Rumanía y Gran Bretaña, expertos en entrevistas a los inmigrantes.

Gracias a todo ello este año se ha descubierto a 3.240 inmigrantes tratando de llegar a las costas españolas desde África, de los que 1.700 acababan de partir o incluso no habían llegado a salir de Marruecos y Argelia.

"Así se ha salvado a más de la mitad de las personas que se iban a jugar la vida", ha explicado el teniente coronel Eduardo Lobo, responsable del Área de Operaciones, para quien la colaboración de Marruecos y Argelia "supone un valor añadido" en los últimos tiempos a la lucha contra la inmigración ilegal.

La interceptación de estas embarcaciones tiene además un efecto disuasorio.

Durante la operación Índalo 2013, que se ha saldado con 3.200 horas de vigilancia marítima y 500 horas de vigilancia aérea, se han interceptado 148 embarcaciones y se ha arrestado a ocho integrantes de mafias que trafican con inmigrantes.

La colaboración internacional permite que siempre haya al menos un avión sobrevolando las costas de Algeciras, Málaga, Granada, Almería y Murcia.

Y la utilización de medios aéreos hace posible la detección temprana de embarcaciones con inmigrantes, lo que permite que los tiempos de respuesta sean menores y se pueda atender y socorrer antes a los inmigrantes.

También posibilita el avistamiento de embarcaciones con droga, según ha precisado la Dirección General de la Guardia Civil.

El teniente coronel Lobo ha subrayado que no solo se vigila el tráfico ilegal de personas, sino también el narcotráfico, la contaminación marítima, la pesca ilegal y el crimen transfonterizo en general.

De hecho han sido arrestadas 60 personas por narcotráfico, se han incautado 26 toneladas de hachís y dieciséis embarcaciones, diez motores y cinco vehículos.

Los agentes también han interceptado un millón de cajetillas de tabaco.

En lo referido a la contaminación marítima se han detectado varios vertidos ilegales procedentes de buques que vaciaban directamente en el mar sus sentinas -depósitos con residuos de aceites, grasas y otras sustancias contaminantes-.

El Centro de Coordinación para la Vigilancia Marítima de Costas y Fronteras, desde el que se supervisa la operación Índalo, cuenta con novedosos sistemas tecnológicos de detección y control de embarcaciones, como el Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE).

Las nuevas instalaciones del Centro fueron inauguradas el pasado 16 de octubre por el Príncipe de Asturias en la sede central de la Dirección General de la Guardia Civil.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha