eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los yihadistas captados en la mezquita de la M-30 han muerto en Siria o siguen combatiendo

- PUBLICIDAD -
Los yihadistas captados en la mezquita de la M-30 han muerto en Siria o siguen combatiendo

Los yihadistas captados en la mezquita de la M-30 han muerto en Siria o siguen combatiendo

Un policía ha testificado hoy en el juicio de nueve acusados de captar yihadistas en la mezquita de la M-30 de Madrid que al menos doce adoctrinados por esta célula se desplazaron a Siria, donde seis murieron, y que casi todos los demás siguen combatiendo con el Estado Islámico.

La Audiencia Nacional ha reanudado hoy la vista de los presuntos miembros de la Brigada Al Andalus, radicada en Madrid, que supuestamente recaudaba dinero en la mezquita de la M-30 para financiar sus actividades de adoctrinamiento y envío de muyahidines a Siria e Irak y que fue desarticulada en 2014 en la denominada operación Gala.

El fiscal pide ocho años de cárcel por integración en organización terrorista para ellos, aunque para el considerado "líder carismático" de la célula, el marroquí Lahcen Ikassrien, que estuvo preso en la base estadounidense de Guantánamo, solicita once años y medio, al considerarle dirigente y acusarle también de falsificación de documento oficial.

El citado policía nacional ha relatado que en septiembre de 2012 detectaron los dos primeros desplazamientos, de sendas personas que viajaron en avión desde Madrid a Estambul (Turquía).

Ha añadido que sus familiares declararon que frecuentaban el centro cultural islámico de la M-30 y que el 20 de noviembre de ese mismo año les comunicaron que habían fallecido en Siria.

Según el relato del policía hubo otro desplazamiento entre septiembre y octubre de 2013 según declaró a los investigadores la madre de la persona que había sido captada.

Esta mujer recibió un mensaje de su hijo en el que le decía que se iba a Holanda pero ella averiguó a través de sus otros hijos que realmente se había ido a Siria, y se estima que sigue activo en el Estado Islámico, según el testigo.

Ha destacado el desplazamiento del 3 de abril de 2014, realizado por un iraní, que a su juicio "es un claro ejemplo de cómo se puede captar" por células de este tipo.

Ha explicado que era "una persona acomodada económicamente en Madrid y emprendedora" pero que experimentó un "cambio radical" tras contactar con los acusados hasta que decidió irse en coche a Siria con su mujer y sus dos hijos.

Ha añadido que según manifestaron sus familiares en Madrid "la culminación de su proceso de radicalización fue un viaje que hizo en marzo de 2013 a Egipto del que vino totalmente cambiado y pasó de ser una persona muy extrovertida a estar irritable y de mal humor".

Este iraní le dijo a su madre a la vuelta de Egipto que quería abandonar España y a un hermano que lo único que quería era ir al "paraíso", ha recordado el testigo.

El policía ha explicado que existen evidencias de que sigue combatiendo en Siria según una reciente información facilitada por Interpol con nombre de combatientes desplazados a la zona de conflicto.

Otras dos personas vinculadas a los acusados realizaron otro desplazamiento el 28 de mayo de 2014, uno de ellos un hermano de un huido tras los atentados del 11-M cometidos en Madrid que finalmente falleció en Irak. Al igual que su hermano ha muerto, en este caso en Siria.

El testigo ha relatado el caso de otro desplazado en diciembre de 2014 que falleció en mayo de 2015.

Se trata de un hombre nacido en Madrid pero de origen marroquí, cuya mujer murió en 2009 de gripe A cuando estaba embarazada aunque pudieron salvar a su hijo que falleció posteriormente por una negligencia médica, ha narrado.

Ha recordado que el funeral de su hijo se celebró en la mezquita de la M-30 y los miembros de la célula vieron que era susceptible de ser captado por todo lo que le había pasado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha