eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Abril arranca con inestabilidad y descenso térmico, propios de la primavera

- PUBLICIDAD -
Abril arranca con inestabilidad y descenso térmico, propios de la primavera

Abril arranca con inestabilidad y descenso térmico, propios de la primavera

El primer fin de semana de abril se caracterizará por un aumento de la inestabilidad en buena parte de la Península y un descenso de las temperaturas, que se recuperarán a partir del lunes y que serán propias de la estación primaveral.

En declaraciones a Efe, Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), ha recordado que la primavera suele presentar "gran variabilidad meteorológica", aunque ha reconocido que los valores térmicos de los últimos días eran "algo más altos de lo que corresponde a la época del año".

"El paso del frente frío que hoy se ha colado por el noroeste y el sábado estará ya sobre el Mediterráneo enderezará la situación y dejará valores térmicos normales en todas las regiones de España", ha señalado.

Así, mañana cambiará la situación atmosférica y se registrarán lluvias fuertes y persistentes en el norte, sobre todo en el área del Cantábrico y norte de Navarra, donde las precipitaciones podrían ser en forma de tormenta.

También lloverá, aunque de forma más débil, en la zona del Alto Ebro, así como en los sistemas montañosos de la mitad norte y de la zona centro, mientras que la mitad sur de la Península y Canarias "en principio se librarían de esta inestabilidad", ha confirmado el portavoz de la Aemet.

Esta situación de cielos nubosos y de lluvias traerá consigo un descenso térmico, que será notable -en torno a 6 grados- en el Cantábrico oriental y moderado en la mitad este, donde el termómetro caerá entre 2 y 4 grados en puntos de Cataluña, Comunidad Valenciana y Aragón.

El descenso de las temperaturas se nota ya hoy en amplias zonas del oeste peninsular y zona centro, donde el mercurio ha marcado entre 3 y 4 grados menos, y el fin de semana se podrían registrar ya heladas en zonas montañosas, "aunque no serán significativas".

En cuanto a la cota de nieve, el sábado se situará en torno a 1.200 metros en el extremo norte, aunque subirá el domingo hasta los 1.600-1.700 metros, ha indicado Rubén del Campo.

En la segunda parte del fin de semana, se registrarán todavía precipitaciones fuertes al principio del día en el tercio norte de la Península, sobre todo en la zona del Golfo de Vizcaya y norte de Navarra, "aunque remitirán en las últimas horas para dejar cielos poco nubosos o despejados en buena parte del país".

"Lo más significativo el domingo será el viento, que soplará con fuerza en el noreste peninsular, sobre todo en la zona del Alto Ebro, montañas de Castellón y Teruel, así como en el litoral de Alborán", ha añadido el portavoz.

Ha insistido en que las temperaturas inician el lunes un ascenso que puede ser significativo en algunas zonas, de hasta seis grados en el noroeste de Castilla y León, Galicia y Asturias, "algo habitual en primavera, aunque no se puede hablar ni de temperaturas récord ni extremadamente altas", ha matizado.

Y al ascenso de las máximas acompañará un descenso de las mínimas y un aumento de la probabilidad de heladas en zonas elevadas, aunque serán débiles en general.

Según Del Campo, "la vuelta a la estabilidad atmosférica dará paso a una semana fundamentalmente de tiempo tranquilo, poco nuboso, sin lluvias y con temperaturas por encima de los valores normales, y sólo habrá que destacar algo de levante fuerte en el Estrecho".

Aunque "aún es pronto" para anticipar el tiempo que hará en Semana Santa, el cuadro de anomalías refleja que las temperaturas estarán por encima de los valores normales en la mitad este de la Península y las precipitaciones en el conjunto del país serán las habituales, ha señalado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha