eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

España, satisfecha con el acuerdo sobre límites de contaminantes del aire a 2030

- PUBLICIDAD -
España, satisfecha con el acuerdo sobre límites de contaminantes del aire a 2030

España, satisfecha con el acuerdo sobre límites de contaminantes del aire a 2030

España se encuentra satisfecha con el nuevo acuerdo que impone a los países europeos unos límites a los diferentes contaminantes del aire que tendrán que respetar en 2030, topes que el país considera exigentes y que en su caso son prácticamente idénticos a los que había ofrecido asumir.

Los límites que el país tendrá que respetar en 2030 son prácticamente iguales a los que defendió asumir en diciembre, lo que fuentes diplomáticas dijeron hoy a Efe que supone un reconocimiento de que España ya había puesto sobre la mesa unas reducciones "muy próximas a su límite máximo posible".

Destaca que el país ha logrado que sus exigencias respecto a las emisiones de amoniaco (NH3), un gas estrechamente relacionado con la agricultura a gran escala, disminuyan notablemente respecto a la propuesta original de Bruselas.

Los Estados miembros y el Parlamento Europeo cerraron este jueves un acuerdo provisional sobre las nuevas normas que establecen los límites de reducción que los países tendrán que cumplir para las emisiones de varios contaminantes especialmente nocivos para la salud, como las partículas en suspensión.

En concreto, España ha logrado reducir notablemente su límite para 2030 de las emisiones de amoniaco, que será de un 16 % respecto a los niveles de 2005, frente al 29 % originalmente barajado.

Las metas españolas de pequeñas partículas en suspensión (PM) para 2030 se quedan en el 50 %, frente al 61 % inicial, mientras que la meta de reducción de las emisiones de dióxido de azufre sufre un cambio menor, al pasar del 89 % propuesto por la Comisión al 88 %, un punto porcentual por encima de lo que defendía España.

Por su parte, los compuestos orgánicos volátiles no metano (COVNM) pasan del 48 % al 39 %, y los óxidos de nitrógeno (NOx), del 75 % al 62 %.

España se encuentra satisfecha con el resultado del acuerdo, dado que considera que supondrá una "mejora muy notable de la calidad del aire a medio plazo" en toda Europa, lo que "se traducirá en una reducción a la mitad del impacto negativo en la salud de los ciudadanos, con menos muertes prematuras por la contaminación del aire", recalcaron las citadas fuentes.

En general, el acuerdo entre la Eurocámara y los países establece unos límites de contaminantes que los Estados miembros tendrán que cumplir en 2030 menos ambiciosos de lo que la Comisión Europea planteó en su propuesta original, presentada en diciembre de 2013 por la CE, aunque son más elevados que los que los países querían en un principio asumir.

Fuentes comunitarias confirmaron a Efe que en la negociación, los representantes de la Eurocámara lograron que los Estados miembros asumieran unos compromisos más elevados, a cambio de renunciar a otras cuestiones.

A cambio, los países han eliminado los objetivos de reducción de metano -un gas ligado principalmente a la ganadería- y han incluido medidas que dan flexibilidad a la hora de cumplir con los nuevos límites.

Estos cubren las emisiones de amoniaco (NH3), un gas estrechamente relacionado con la agricultura a gran escala; las de óxidos de nitrógeno (NOx), las partículas en suspensión (PM), los compuestos orgánicos volátiles no metano (COVNM) y el dióxido de azufre (SO2).

Los límites entrarán en vigor, una vez que se aprueben, en dos tandas: primero como unas metas a aplicar a partir de 2020, que apenas han sufrido modificaciones al derivarse del protocolo internacional de Gotemburgo, y en segundo lugar a partir de 2030.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha