eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Madrid cerrará con un nuevo protocolo un año 2015 marcado por la contaminación

- PUBLICIDAD -

El histórico estreno de medidas de restricción al tráfico en la ciudad de Madrid por la contaminación que tuvo lugar en noviembre ha sido el punto álgido de un año marcado de inicio a fin por la polución y que se cerrará con un nuevo protocolo, más restrictivo, para atajar estos casos.

Por vez primera en la historia, en 2015 se han ejecutado las restricciones al tráfico -tanto de velocidad como de aparcamiento- contempladas en el protocolo anticontaminación aprobado en marzo por el Gobierno de Ana Botella, que se endurecerá con el nuevo texto que el Ayuntamiento aprobará la próxima semana para su entrada en vigor el próximo mes de enero.

El 12 de noviembre quedará para la historia como el primer día en que los coches no pudieron rebasar los 70 kilómetros por hora en la M-30 y los principales accesos a Madrid a causa del pico de concentración de dióxido de carbono (NO2), una gas nocivo causado por lo motores diésel que irrita el sistema respiratorio y daña además el cardiovascular.

Y todavía más histórico fue el día siguiente, el 13 de noviembre, cuando por vez primera miles de plazas de aparcamiento regulado de la ciudad quedaron vacías al elevarse las restricciones por el incremento del pico de NO2.

Esta segunda medida suscitó numerosas críticas y debate en el ámbito político por el escaso margen de aviso con el que contaban los ciudadanos, dado que los niveles que obligan a activar las restricciones se sobrepasan durante la noche, lo que llevó a políticos de diferente signo a reclamar al equipo de Manuela Carmena más margen para "reaccionar a esa decisión".

Por esta cuestión, el nuevo texto que previsiblemente será aprobado el próximo martes aumentará el período de aviso, lo que dará más tiempo a los ciudadanos parta organizarse; y reforzará las restricciones al tráfico, que se activará antes.

El Ayuntamiento de Madrid permitirá circular en los días en que se restrinja el acceso al centro de la capital a los vehículos pares o impares por alta contaminación a aquellos coches en los que vayan tres o más pasajeros cuando entre en vigor el nuevo protocolo.

El nuevo texto permitirá el acceso a los coches con más de tres ocupantes y a las motocicletas -medidas que no se contemplaban inicialmente en el borrador-, y dejará que, en el escenario de restricción de la circulación a la mitad de los vehículos -un nivel, el escenario tres, que nunca se ha dado en Madrid- los taxis puedan estacionar en las plazas azules del SER para captar clientes.

Antes, en este nivel de elevada gravedad, solo se permitía su entrada al centro si ya estaban ocupados.

Además, el nuevo texto obligará a informar con un día de antelación de las restricciones que podrían aplicarse de no mejorar la calidad del aire en la ciudad, en cuyos accesos, tanto en la M-30 como en los parquímetros, se instalarán señales fijas para advertir de las limitaciones en caso de activación.

El nuevo protocolo echará el cierre a un año que ya arrancó con elevados niveles de NO2.

Los días 3, 4 y 5 de enero, organizaciones como Ecologistas en Acción denunciaron que en el arranque del año ya se habían dado más superaciones del nivel de concentración del gas que las permitidas por la Unión Europea para todo un año.

La 'boina' de contaminación que cubrió la ciudad desde el inicio del año llevó a la entonces alcaldesa de Madrid, Ana Botella, a reclamar el 12 de enero al Gobierno que instase a la UE a exigir al sector automovilístico mayor rigor en las emisiones de los coches.

Aquel pico llevó a crear un nuevo protocolo, que ahora será revisado y endurecido para afrontar un problema que por primera vez ha llevado a la población a mirar cada día el estado del cielo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha