eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Sordo quiere subir los salarios más bajos, con cláusula o con un mayor alza

- PUBLICIDAD -
Sordo quiere subir los salarios más bajos, con cláusula o con un mayor alza

Sordo quiere subir los salarios más bajos, con cláusula o con un mayor alza

El secretario general de CCOO, Unai Sordo, ha insistido hoy en incluir una cláusula de garantía vinculada al IPC en el pacto salarial para 2017 que negocian sindicatos y patronales para que "los salarios mas bajos se incrementen de forma importante".

No obstante, y ante la reiterada negativa de las patronales CEOE y Cepyme a incluir esta cláusula en el acuerdo, Sordo ha señalado que si no hay garantía tiene que haber incrementos salariales mas altos de los pactados inicialmente.

Durante una conferencia, Sordo ha insistido en la necesidad de incluir una garantía salarial en el acuerdo aunque este año no llegue a activarse porque la inflación cierre por debajo de la subida mínima pactada.

Las propuestas de ambas partes aún no convergen y oscilan entre la subida de entre el 1 % y el 2,5 % que ofrece las patronales y el alza de entre el 1,8 % y el 3 % que piden los sindicatos.

Sordo ha achacado la moderación de la inflación prevista a cierre de este año a factores externos, como el precio del petróleo, que en el futuro pueden no darse y hay que asegurar que no siguen perdiendo poder adquisitivo los sectores más debilitados, con menos presencia sindical y mayor precariedad laboral.

Por ello, CCOO quiere incorporar en los próximos años en los acuerdos de Negociación Colectiva conceptos como la cláusula de garantía, el salario mínimo interprofesional (SMI) y el salario mínimo de los convenios para evitar dualidad y desigualdad salarial que genera trabajadores pobres.

Sin embargo, en declaraciones a los medios, el presidente de la patronal de las pymes Cepyme, Antonio Garamendi, ha considerado que la garantía salarial "no tiene sentido", es "un concepto antiguo" y supone a una empresa asumir un incremento de los costes previstos a finales de año porque se ejecute la cláusula.

"No entendemos que se pongan líneas rojas" en la negociación, ha dicho Garamendi, quien ha indicado que aceptar la cláusula es inasumible y ha considerado que la oferta de los empresarios es "seria y responsable".

En este sentido, Sordo ha dicho que "si no hay cláusula tiene que haber incrementos salariales más altos de los pactados de forma que en la banda baja garanticemos que no va a haber pérdida de poder adquisitivo".

"Si los empresarios están dispuestos a afrontar eso, se puede ver", ha añadido, porque "aquí todas las piezas pueden moverse. Si una pieza se cae de la mesa las otras también se tienen que mover".

Durante su intervención, Sordo ha insistido en derogar las dos últimas reformas laborales porque "han desvertebrado la negociación colectiva y abaratado el despido", si bien es consciente de que el marco de 2009 no era óptimo", por lo que aboga por reconstruirlo.

En concreto, ha llamado la atención sobre tres elementos nocivos para la negociación colectiva introducidas en la reforma laboral: la prevalencia del convenio de empresa sobre el sectorial, la finalización de la ultraactividad de los convenios y las inaplicaciones por "causas excesivamente laxas".

El modelo laboral implantado "pretende debilitar el papel del sindicato de clase", algo que ha considerado "un error" porque es indispensable en el cambio de modelo productivo al tecnológico y en la recualificación de los trabajadores".

Sordo ha sido presentado por su predecesor, Ignacio Fernández Toxo, quien le ha calificado como "joven pero no sólo joven", de una generación distinta a la nacida en la dictadura, con formación sólida y experiencia "en un territorio bastante hostil para el sindicalismo confederal", donde "ha dado muestras de su saber estar".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha